Jueves 07 junio 2018

Claves para saber actuar ante un paro cardiaco súbito: formación, información y concienciación

Si estuvieras en presencia de un paro cardiaco, ¿sabrías actuar para ayudar a la víctima? En caso de tener un desfibrilador cerca, ¿serías capaz de llevar a cabo el protocolo oportuno? ¿Conoces o has practicado alguna vez una reanimación cardiopulmonar (RCP)? Esta y otras preguntas pueden parecer sencillas en la teoría pero, en la práctica, literalmente pueden salvar vidas.

En nuestro país se producen alrededor de 30.000 casos de paro cardiaco súbito y el porcentaje de supervivencia con una recuperación neurológica completa, en casos extrahospitalarios, tan solo llega a un 11%. Según recientes encuestas, entre un 60% y un 70% de la población no sabe o no está realmente segura de cómo actuar en caso de presenciar una parada cardiorrespiratoria. 

Con el objetivo de aumentar el porcentaje de supervivencia en casos de paro cardiaco, y reducir el de personas capaces de socorrer a una víctima de éste, nace “Late Madrid”, un proyecto lanzado por la Fundación Española del Corazón en colaboración con la Fundación Philips.

“Si un corazón para, mueve el tuyo”

Las únicas intervenciones eficaces ante un paro cardiaco súbito son la RCP y la desfibrilación ventricular. Cada minuto que transcurre desde el accidente hasta que se le administra el tratamiento específico, las probabilidades de sobrevivir disminuyen un 10%. Realizar la técnica de reanimación cuanto antes, o encontrar un DEA lo antes posible puede marcar una diferencia vital.

En este sentido resulta de especial importancia el papel del “primer interviniente”, es decir, aquella persona testigo del accidente que da la voz de alarma y es capaz de poner en marcha el protocolo de actuación.

Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones en las que una persona presencia un paro cardiaco súbito, el miedo y/o el desconocimiento le impiden actuar y utilizar el desfibrilador o realizar una RCP. Por ello, cualquier campaña que ponga en marcha la concienciación y la difusión de la información en este aspecto resulta de especial ayuda para la salud cardiaca de la población general.

Como destaca Chema Martínez, embajador de “Late Madrid” e impulsor de diferentes iniciativas sobre cardioprotección, el programa busca ayudar al ciudadano a perder el miedo cuando se trata de salvar una vida y entender que su rápida intervención en estos casos puede ser la diferencia entre la vida y la muerte”.

Y es que, bajo el lema “Si un corazón para, mueve el tuyo”, el proyecto trata de hacer que “la cultura de la cardioprotección vaya calando en nuestra sociedad”, como afirma el Dr. Macaya, presidente de la Fundación Española del Corazón. A través de la educación, la sensibilización y la concienciación en talleres prácticos y campañas de comunicación, el Dr. Macaya insiste en “es muy importante que el ciudadanos se dé cuenta de que su papel es clave para revertir las altas cifras de muerte súbita” y, añade además que “es necesario ayudarle a saber realizar una reanimación cardiopulmonar (RCP) o a entender que un desfibrilador automatizado (DEA) es un dispositivo seguro y sencillo de utilizar”.

Se trata otorgar al concepto de prevención, en su sentido formativo, el papel relevante que merece dentro de los sistemas sanitarios. Si trabajamos desde la concienciación, la difusión de la información y la sensibilización de saber cómo actuar ante determinados accidentes clínicos, podremos darle a la ciudadanía el rol activo y responsable que requiere una sanidad sin límites.

Fuentes de referencia:

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar