Jueves 31 mayo 2018

Día Mundial sin Tabaco: fumar perjudica la salud cardiovascular y respiratoria

En el mundo existen aproximadamente más de mil millones de fumadores de los cuales, aproximadamente, siete millones mueren cada año a causa del tabaco. De entre estos, más de seis millones son consumidores habituales y casi 900.000 personas sufren sus efectos por exposición al humo ajeno.

Con el fin de reducir estas cifras, así como de concienciar sobre sus efectos nocivos sobre la salud de la población general, cada año se celebra, el 31 de mayo, el Día Mundial sin Tabaco. Un evento que sirve tanto para concienciar socialmente, como para impulsar nuevas políticas y acciones que limiten su consumo en todas las edades.

Bajo el lema “Tabaco y Cardiopatías”, la campaña internacional de este año busca reforzar dos áreas principales; la relación entre el tabaco y las enfermedades cardiovasculares (ECV), y la puesta en marcha de acciones o medidas que reduzcan el consumo del tabaco y, por consiguiente, los riesgos asociados.

La relación entre el tabaco y las enfermedades cardiovasculares

Según la OMS, hasta un 12% de las muertes debidas a enfermedades cardiovasculares vienen dadas por el consumo del tabaco o la exposición al humo del mismo. Se considera, no en vano, un factor importante en el riesgo de padecer una cardiopatía coronaria, un accidente cerebrovascular o vasculopatía periférica. Después de la hipertensión, el tabaquismo es la segunda causa de ECV.

En cuanto a inhalación de humo ajeno, el alto número de afectados por el mismo representa la necesidad de llevar a cabo medidas de control. Y es que, en adultos este humo puede causar graves trastornos cardiovasculares y respiratorios; entre los lactantes, muerte súbita, y en mujeres embarazadas, bajo peso ponderal del recién nacido.

En el caso de los jóvenes el humo del tabaco ajeno causa cerca de 890.000 muertes prematuras cada año y, como dato relevante, en 2004 “los niños representaron el 28% de las defunciones atribuibles al humo de tabaco ajeno”, según datos de la OMS.

En cuanto a la salud respiratoria, el tabaquismo provoca mayor riesgo de sufrir EPOC, neumonías, tuberculosis o gripe.

Con tan abrumadores datos, y la evidente relación entre tabaco y salud cardiovascular, es importante abordar el tabaquismo mediante el incremento de medidas de prevención, especialmente en los jóvenes, además de proporcionar asistencia sanitaria a los fumadores dentro del sistema salud.

¿Cómo concienciar sobre los riesgos del tabaco?

A pesar de que los riesgos asociados al tabaco son conocidos, la población fumadora no suele abandonar este hábito tan fácilmente. La adicción que genera, junto con el comportamiento social asociado al acto de fumar, impide que muchos fumadores abandonen definitivamente este nocivo hábito.

Por ello, desde 2008, la OMS lleva a cabo una serie de medidas que sigue impulsando cada año y cuyo fin es hacer frente a los retos sanitarios que implica el tabaquismo, tanto en la sociedad,  como en el sistema de salud. Las claves del programa MPOWER (por sus siglas en inglés), aplicadas al territorio internacional, podrían ayudar a reducir la incidencia de este problema sanitario.

Las medidas propuestas en este Programa se basan en seis áreas importantes de reforzar; la vigilancia en el consumo general de tabaco como medida transversal, la protección legislativa de la población ante el humo ajeno, la ayuda accesible y profesional a las personas que quieran dejar de fumar, la realización de campañas de concienciación, el cumplimiento de las prohibiciones sobre publicidad, patrocinio y promoción, y el aumento de los impuestos del tabaco y su regularización fiscal.

Acciones que ponen de relevancia la necesidad de actuar desde varios ámbitos sociales y sanitarios, en los que todos tenemos el compromiso de actuar. Y es que, en retos como la lucha contra el tabaco, la principal arma es la concienciación y la prevención y, en esta tarea, todos podemos aportar nuestro compromiso y responsabilidad. Solo de este modo podremos lograr un verdadero sistema de salud integrado y personalizado.

Fuentes de referencia:

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar