Lunes 16 abril 2018

Dr. Gabriel Heras: “Buscamos ofrecer una atención excelente y centrada en las personas” (parte 1)

En el momento en el que un paciente ingresa en la Unidad de Cuidados Intensivos, su vida y la de quienes le rodean depende casi exclusivamente de lo que allí ocurra. Tradicionalmente, las UCI son áreas en las que las familias tienen un horario restringido de visitas y las máquinas y aparatos tecnológicos ocupan cada sala y rodean a cada paciente.

Por lo general, se trata de momentos complicados de afrontar y en los que cualquier gesto de apoyo emocional puede ser vital. Por este mismo motivo, y con el objetivo de mejorar la experiencia del paciente, del profesional y de las familias, hace unos años nacía el proyecto HU-CI. Y casi como consecuencia, hace relativamente poco también surgía HURGE, un proyecto que se hace realidad a finales de este mes mediante el I Congreso Internacional de Humanización en Urgencias, Emergencias y Catástrofes. Promovido por el Dr. Gabriel Heras, junto a un gran equipo profesional, en Comparte Innovación hemos querido conocer su experiencia y opinión en la humanización de las áreas intensivistas, de urgencias y emergencias.

¿Cómo surge el proyecto HU-CI y cuál ha sido el camino hasta la puesta en marcha del Proyecto HURGE y el Congreso?

El proyecto de Investigación Internacional para la Humanización de los Cuidados Intensivos nació en Febrero de 2014 fruto de una reflexión personal. Tras parar y analizar cómo se realiza la atención sanitaria y ver cómo existe mucho margen de mejora en el trato a pacientes, familias y profesionales, se creó un grupo multidisciplinar de investigación para el rediseño de las UCI preguntándole a miles de personas cómo sería su UCI ideal. En estos cuatro años de andadura, el Proyecto se ha convertido en realidad a través de la difusión, la investigación, la formación en habilidades de humanización y la certificación de las UCI con las 159 buenas prácticas en humanización, aterrizando así un concepto que pudiera parecer etéreo.

En nuestro tercer congreso Nacional de Humanización de la Sanidad celebrado en Granada en 2017 en la Escuela Andaluza de Salud pública, nos planteamos el reto de que la humanización de la asistencia traspasara las puertas de la UCI y fuera más allá. En la mesa “Humanizar la Sanidad es cosa de todos”contamos con la participación de experiencias pioneras en Urgencias y Emergencias, Pediatría, Oncología, Neurología, Diálisis. José Manuel Salas y Manuel Pardo aceptaron el reto y crearon el Proyecto de Humanización de Urgencias y Emergencias, con el apoyo, imagen y metodología del Proyecto HU-CI. Y así, los días 19 y 20 de abril celebrarán el I Congreso Internacional de Proyecto HURGE.

Una de las premisas de ambos proyectos es la de “hacer visible lo invisible”, ¿qué es lo invisible y cómo afecta a profesionales, pacientes y familias?

Como diría Enric Benito, muchas veces lo obvio es lo más obviado. El cuidado de lo invisible, o mejor dicho lo intangible, son todas aquellas necesidades emocionales que aunque parecen obvias, muchas veces olvidamos. Y para la mayoría de nosotros hasta que no somos víctimas del sufrimiento, nos cuesta entender este concepto. Si le preguntáramos a la población “¿Usted cree que sería necesario que hubiera psicólogos en la UCI?”, la mayoría respondería…”Ah, ¿Pero es que no hay?”. Entender que los cuerpos duelen pero las personas sufrimos se antoja de vital importancia, y para ello es necesario visibilizar, acercarnos y cuidad las emociones, que no están validadas al menos en España. Tenemos claro que si cuidamos el aspecto emocional de las tres partes que formamos el sistema, los pacientes se recuperarán antes y mejor, las familias se sentirán comprendidas y los profesionales se conectarán con su vocación primaria.

Una de los actuales retos del sistema sanitario es la transición desde un sistema que trata la enfermedad, hacia un sistema que cuida a las personas y a sus emociones ante un proceso clínico. ¿Cómo podemos acelerar dicha transición?

Durante la historia de la Medicina, los hospitales no fueron diseñados para las personas. Es difícil cambiar las estructuras mentales y físicas del siglo pasado, y para ello tenemos que ser todos los implicados responsables del proceso de rediseño: usuarios, profesionales, gestores, industria y políticos.

Me parece fundamental desarrollar la Tecnología Punta Humana que todos llevamos dentro, y formar a los profesionales en aquellas habilidades no técnicas que complementan nuestra excelencia científica y que son necesarias en el día a día: escucha activa, compasión, acompañamiento, presencia, empatía. Para ello y dado que estas habilidades no se enseñan en las Universidades, Proyecto HU-CI creó en 2016 una plataforma de formación en #humantools, que finalmente acabarán por formar parte de la formación post y pregrado.

Una de las claves para lograr esta evolución reside en la concienciación de todos los agentes implicados en un sistema de salud. ¿Cómo formamos a los profesionales en lo que se llama “educación de los sentidos” para tratar a los pacientes?

Fomentar la presencia es esencial: en los últimos años se ha puesto en valor la importancia de mindfulness no solo en la atención sanitaria sino en la vida en general. Prestar atención plena a lo que hacemos activa nuestro radar para detectar el sufrimiento ajeno, y el corazón de los sanitarios (y de todos los seres humanos) es genéticamente compasivo, es decir, desea aliviar ese sufrimiento. Además, estar presente significa llenar nuestros años de vida y ser más felices y eficientes en nuestras respuestas del día a día. ¿Quién no se apuntaría a ser más feliz? Pero ojo, no confundamos esto con un ataque de buenismo: con toda esta formación, buscamos ofrecer una atención excelente y centrada en las personas. Al igual que mejoramos en otros ámbitos del conocimiento en medicina y se desarrolla la tecnología, debemos buscar esa excelencia profesional a través del trato.

Y para eso podemos formarnos, hay herramientas para ello.


Puedes leer la segunda parte de esta entrevista, aquí.

 

 

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar