Jueves 25 enero 2018

“Tú también cuentas”, el proyecto dirigido a los padres durante el embarazo y tras el parto

El embarazo, el parto y la vuelta a casa con el bebé pueden suponer un gran desafío para las familias que lo afrontan. Estar preparado para asumir esta etapa es fundamental para los progenitores pero, además, en el caso de los padres pueden aparecer sensaciones de frustración, nerviosismo o incapacidad por sentirse un mero compañero.

Por ello, y con el objetivo de mejorar la crianza del bebé, uno de los proyectos ganadores en el concurso, “Desde el primer latido”, se dirige a todos aquellos padres que solicitan información y formación sobre esta etapa en la que buscan ser el mejor padre y compañero de vida.

Ane Miren, matrona del Hospital Universitario de Álava (Txagorritxu) y responsable del Proyecto “Tú también cuentas”, destaca en la siguiente entrevista el funcionamiento del Programa, así como sus objetivos y beneficios para los padres, los hijos y el sistema de salud en general.  

¿Puede explicarnos brevemente en qué consisten cada una de las sesiones dirigidas a las parejas?

La primera sesión comienza con la presentación del grupo, tras lo que pasamos a trabajar diversos contenidos sobre el embarazo y el parto mediante dinámicas grupales que favorecen la participación y enriquecen enormemente las sesiones.

En cuanto al embarazo, hablamos sobre los cambios que existen a distintos niveles durante esta etapa y cómo hacerles frente. En lo referente al parto nos centramos fundamentalmente en el papel que la pareja va a desempeñar en el mismo e incluimos  para finalizar una  introducción al método canguro o piel con piel.

La segunda sesión se centra en el postparto, en aspectos relacionados con la sexualidad y en los cuidados básicos que requiere el recién nacido tanto durante su estancia en el hospital como en su posterior llegada a casa.

En la tercera sesión, que se imparte un tiempo después del parto, se trabajan desde un punto de vista emocional la experiencia con el proceso vivido, la adaptación al nuevo rol de padre, el vínculo creado con el recién nacido y la crianza en corresponsabilidad.

¿Cómo y cuándo perciben la necesidad de abordar la “formación” de los padres en la atención clínica? ¿Por qué las matronas son la figura más adecuada para su desarrollo?

Es una pregunta muy interesante ya que en nuestro caso fue la propia necesidad de “formación” manifestada por los padres la que de algún modo nos cautivó e hizo que la tomásemos en cuenta y nos pusiéramos manos a la obra.

Podríamos decir que a lo largo de la residencia de nuestra especialidad pudimos apreciarla desde dos puntos de vista en base al nivel asistencial: Atención Primaria, donde pudimos percibir que la pareja de la mujer embarazada cumplía más bien un papel sencillamente de acompañante, careciendo de un rol activo en el proceso de embarazo tanto en las consultas como en las clases de preparación al nacimiento; y Atención Hospitalaria en el transcurso del parto, donde resultó significativo que las parejas actuaban en base a la improvisación, sin saber muy bien dónde ubicarse sintiéndose muchos ansiosos por no tener un rol asignado y otros sobrepasados por la situación.

Sabemos que la matrona es el profesional de referencia para liderar esta actividad ya que es la figura que acompaña a la pareja durante el proceso al completo. Contamos con la capacidad docente y asistencial para cubrir esta necesidad y encargarnos de resolver dudas e instruir, teniendo las parejas acceso directo tanto en las consultas como a nivel hospitalario.

¿Cuál es el impacto, tanto en los padres como en el niño, de la realización de estas sesiones educativas?

En lo que a los padres respecta, nuestras sesiones profundizan en la vivencia del proceso de tener un hijo, haciendo tangibles situaciones que hasta ahora no se habían planteado. Esto repercute en el diálogo dentro de la pareja y la puesta en común de preocupaciones, responsabilidades y anhelos.

De igual modo la intervención se propicia en el momento más favorable con el objetivo de que ambos progenitores desempeñen su rol de manera igualitaria. Como consecuencia, el niño recibe los cuidados desde una perspectiva distinta, desde el vínculo establecido, desde el deseo de cuidar y compartir.

¿Y para el sistema de salud? ¿Cuáles son los beneficios más directos?

Nuestro programa “Tú también cuentas” disminuiría las visitas al servicio de urgencias por motivos no urgentes ya que facilitamos información para gestionar de manera más eficiente los posibles imprevistos. Además, se vería reflejado en la carga asistencial de la matrona, reduciendo consultas telefónicas y espontáneas por el establecimiento de un mayor nivel de comunicación y conocimientos en la pareja que supondrá mayor autonomía para diferenciar entre lo normal y lo patológico.

Se trata de un proyecto donde las nuevas tecnologías pueden tener un gran papel de difusión, ¿Cómo se pueden aprovechar?

Pueden facilitar la difusión y por lo tanto favorecer la captación de nuevos participantes que ayuden a que esta iniciativa adquiera mayor fuerza.

A parte de dar a conocer nuestra iniciativa, las redes sociales pueden representar un espacio en el que las parejas que hayan participado en las sesiones informen sobre su experiencia a aquellas que puedan estar interesadas en formar parte de esta actividad. Es muy interesante porque podrían dar cabida a la creación de una red de apoyo entre iguales.

Las nuevas tecnologías pueden ser además una herramienta muy válida donde parejas puedan consultar información basada en la última evidencia científica disponible sobre los temas tratados en las sesiones.

Según su experiencia, ¿cómo acogen los hombres, por lo general, este proyecto? ¿Y las mujeres?

Los hombres por lo general se sorprenden gratamente al descubrir que existe este tipo de atención para ellos. Lo consideran como un espacio en el que compartir su vivencia, en el que poder expresarse libremente y ser escuchados sin ser juzgados, recuperando ese protagonismo del que hasta el momento habían carecido.

Las mujeres lo ven necesario ya que la mayoría refieren estar encantadas de que su pareja se involucre. Son ellas las que nos facilitan la difusión y muchas veces son ellas las que animan a sus parejas a probarlo.

¿Qué próximos retos se plantea en la mejora de la atención clínica en áreas de maternidad?

Que todas las matronas de la red  asistencial tengan un protocolo destinado a la atención a la pareja durante el proceso, tanto durante el embarazo como en el parto, el postparto  y los cuidados del recién nacido.

Que en las futuras consultas que deriven del cuidado del bebé sean las parejas las que asuman su cometido.

Que las parejas disfruten de permisos de paternidad más duraderos a la par que los que se ofrecen en otros países de la Unión Europea.

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar