Miércoles 10 mayo 2017

Cirugía mínimamente invasiva: evolución, aplicaciones y beneficios

Desde sus inicios más relevantes en la década de los 80, la evolución de la cirugía mínimamente invasiva ha sido uno de los desarrollos más rápidos y efectivos de la medicina moderna universal. Hoy en día, esta técnica se utiliza prácticamente en todas las disciplinas médicas; desde la cirugía torácica, pasando por la pediátrica, la ginecológica, plástica, cardiaca, vascular o neuronal, pocas son las áreas en las que no se puedan emplear novedosos procedimientos endoscópicos, laparoscópicos o percutáneos guiadas por imagen.

Aplicaciones del intervencionismo mínimamente invasivo

Como destacaba en esta misma plataforma Luis Cuevas, director de Diagnóstico e Intervencionismo por Imagen y Responsable de Marketing Health Systems de Philips, el desarrollo y sinergia entre técnicas de imagen y cirugía han permitido tratar “dolencias que hasta hace unos años solo hubiesen sido solucionables a través de cirugía abierta”, mediante “intervenciones mínimamente invasivas”.

Así, en el caso de accidentes cerebrovasulares, técnicas tan recientes como la Neuroangiografía Terapéutica permiten la recuperación en más de un 75% de los casos tratados siempre que se actúe en menos de cuatro horas desde el momento del ictus. Gracias a esta tecnología, es posible navegar por el torrente sanguíneo para llegar a la zona afectada y establecer así el procedimiento más adecuado en malformaciones vasculares, disolución o recuperación de coágulos o cierres de aneurismas.

En este ámbito, el Dr. Manuel Maynar, director del Centro de Diagnóstico y Terapéutica Endoluminal (CDyTE) y director de la Cátedra de Tecnologías Médicas de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, menciona que actualmente “no hay un oficio en el campus de la facultad de la medicina donde no se aplique cirugía mínimamente invasiva”. Pionero en cirugía endovascular en España, considera que uno de los retos más importantes en la evolución de estos procedimientos ha sido el de concienciar a los pacientes y explicar que el hecho de que no se practique una cirugía macroscópica no significa que el resultado sea peor.

Beneficios del intervencionismo guiado por imagen

Según el Dr. Maynar, el paso de la imagen analógica a la digital constituye una de las evoluciones más importantes en el desarrollo del intervencionismo mínimamente invasivo. Un avance que no solo supuso un cambio en la forma de trabajo al abandonar el uso de cuartos oscuros y procesamiento de imágenes, sino que impulsó la “seguridad, la rapidez, la capacidad de gestión sobre la marcha o la discusión entre compañeros” sobre un mismo problema médico.

Y es que la inclusión de herramientas intervencionistas ha mejorado notablemente los resultados de las cirugías. Para el Dr. Maynar, su uso en el área diagnóstica también ha supuesto un abaratamiento de los costes generales al reducirse el tiempo de hospitalización y la morbilidad asociada a otros procedimientos.

Además, según el informe “El Futuro de la Cirugía Mínimamente Invasiva”, elaborado por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN) y el Observatorio de Prospectiva Tecnológica Industrial (OPTI), destacan cuatro grandes puntos sobre los que radica la generalización del uso de esta cirugía:

  • Reducción de la respuesta inflamatoria sistémica asociada a la intervención y mejoría de la respuesta inmunológica.
  • Disminución del dolor postoperatorio debido a la ausencia de incisiones.
  • Menores complicaciones en la herida quirúrgica.
  • Disminución del tiempo de estancia hospitalaria y mejor postoperatorio. 

Ventajas que reflejan una mejora de la calidad de los sistemas de salud a través del aumento en la precisión de las cirugías o los resultados postoperatorios. El continuo desarrollo de estas técnicas representa, por encima de todo, la necesidad de situar la experiencia hospitalaria y la calidad de vida de las personas afectadas como principales focos de actuación e innovación en el cuidado y la gestión de la salud.

Fuentes de referencia:

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar