Miércoles 07 marzo 2018

El futuro del diagnóstico: hacia la precisión y la definición

Con algo más de un siglo de historia, la radiología ha llegado a convertirse en un eje fundamental de la medicina moderna. En palabras del Dr. Antonio Luna, director científico del grupo HealthTime, esta especialidad ha llegado a ser clave en el diagnóstico de “más del 85% de las enfermedades”.

Desde las placas en película, hasta las actuales imágenes en digital, el desarrollo y la evolución de la radiología ha perseguido durante sus más de 120 años de historia la mejor definición y precisión a la vez que se disminuía, poco a poco, la dosis de radiación.

Sin embargo, a medida que el sistema sanitario se hace más complejo, nuevos elementos como la rapidez y la reducción del grado invasivo también comienzan a hacerse más importantes. Y es que, como destaca Luis Cuevas, Director Diagnóstico e Intervencionismo por Imagen y Responsable Marketing Health Systems, la innovación y las nuevas soluciones tecnológicas en esta área deben avanzar para “facilitar un diagnóstico adecuado y permitir a los profesionales sanitarios ver más y de una manera más precoz y menos invasiva”.

¿Cuáles son las necesidades de las áreas de diagnóstico del futuro?

Cada vez más, los sistemas sanitarios se enfrentan a una situación en la que la gestión de la información resulta cada vez más complicada. La información de los pacientes se encuentra alojada en diferentes plataformas, la tecnología es cada vez más compleja y el aumento de las expectativas del paciente también aumenta y ejerce presión en la mejora de la industria de la salud.

Esta situación repercute directamente en la gestión sanitaria y en todas las áreas que la componen. De manera especialmente notoria, las áreas de diagnóstico, dependientes de la información disponible y del acceso a la misma, requieren de ciertos avances tecnológicas que les permitan realizar diagnósticos más precisos y, por consiguiente, tratamientos más personalizados.

Entre las necesidades más relevantes en la búsqueda de estos objetivos, las soluciones del futuro deberían basarse en cuatro pilares fundamentales:

  • Simplificación de la información y mejora de la seguridad de los datos mediante tratamientos basados en información de calidad.
  • Impulso en soluciones de diagnóstico y tratamiento para facilitar la detección precoz, de manera más rápida, más precisa y de manera menos invasiva.
  • Ayuda para reducir costes a través de la optimización de operaciones y flujos de trabajo para reducir tiempos de espera entre pruebas clínicas.
  • Mejora de la experiencia del paciente y del profesional a través de servicios que aumenten la satisfacción de todos los agentes implicados en la gestión sanitaria.

La salud conectada mejora la precisión de los diagnósticos

Con estos fundamentos como premisas de todo desarrollo y solución sanitaria, el camino hacia la salud del futuro basada ya ha comenzado y la innovación tecnológica es su principal protagonista.

En áreas de imagen y diagnóstico, por ejemplo, la evolución y transformación de los últimos años ha permitido desarrollar soluciones que permiten integrar toda la información relativa a un paciente en una misma plataforma. De este modo, todos los datos se hacen accesibles en cualquier momento desde cualquier dispositivo autorizado sin poner en riesgo la seguridad o la intimidad de las personas. Con este avance, no solo se agilizan los tiempos entre procesos, también se mejora la confianza en los diagnósticos, especialmente en la lectura, y se fomenta el seguimiento de casos complejos desde varios enfoques y especialidades.

Esta solución, que representa tan solo un ejemplo de la innovación sanitaria de los últimos años, repercute también en todo el proceso del Health Continuum. Desde la obtención de muestras de tejidos, su análisis, los resultados y el tratamiento del paciente, toda la información queda recogida una historia clínica digital. De este modo, el cuidado sanitario adquiere una dimensión sin límites en el que la personalización de la atención clínica y el cuidado del paciente son el foco de cada decisión, cada acción y cada desarrollo tecnológico.   

Fuentes de referencia:

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar