Martes 09 mayo 2017

La innovación en intervencionismo pasa por la evolución de los sistemas de imagen médica

Hace más de 120 años del descubrimiento de los Rayos-X y, desde entonces, su desarrollo, evolución y aplicación al ámbito sanitario ha sido constante. Base de la radiología moderna, en la actualidad los rayos-X son solo una de las tantas técnicas clínicas utilizadas en el diagnóstico y tratamiento de algunas enfermedades. Los ultrasonidos, la tomografía computarizada o las resonancias magnéticas son algunas de las herramientas más precisas que permiten, entre otras cosas, avanzar hacia el diagnóstico y el tratamiento personalizado.

Desde las placas en película hasta las actuales imágenes digitales, la evolución de la radiología ha buscado siempre la mejora del rendimiento, el descenso de la dosis de radiación, la calidad de los resultados, el diagnóstico preciso y la experiencia del paciente positiva. En la actualidad, los beneficios de su aplicación en las intervenciones quirúrgicas ponen de relevancia la importancia de la imagenología, básica en el trabajo sanitario.

La aplicación de la imagen en el intervencionismo mínimamente invasivo

El Dr. Juan Luis Delcan, cardiólogo del Hospital HM Montepríncipe, es pionero en cirugía intervencionista en España. Hace ya 47 años de sus primeras experiencias con equipos CGR con sellador de placas y, desde entonces, ha sido testigo de la innovación y renovación de la tecnología por imagen aplicada al intervencionismo quirúrgico.

Tal y como el Dr. Delcan describe, “la imagen digital ha sufrido una constante evolución en la última década consiguiendo imágenes cada vez mejores y con un ahorro claro de la radiación ionizante”.

El cambio de lo analógico a lo digital, “trascendental” a los ojos del Dr. Delcan, no solo ha facilitado la mejoría de la resolución de la imagen, también la reproducción y visualización inmediata, además de la posibilidad de compartir la información entre profesionales médicos. Avances que, poco a poco, han permitido realizar procedimientos más complejos y más precisos, minimizando a su vez riesgos, costes y tiempos de preparación, intervención y recuperación. 

Conectividad y usabilidad para el beneficio de los agentes de la salud

Tal y como el Dr. Delcan destaca, la evolución de los equipos de imagen médica ha permitido a los profesionales ver, medir y cuantificar las lesiones del paciente para llevar a cabo el tratamiento más adecuado y personalizado lo antes posible.

Sin embargo, en este continuo cambio y evolución, uno de los principales retos pasa por la usabilidad de los nuevos sistemas y el aprendizaje de los profesionales médicos. Según el estudio elaborado por la OMS “Increasing complexity of medical technology and consequences for training and outcome of care”, el aprendizaje en el uso de la nueva tecnología sanitaria es una de las tareas pendientes en la integración de la innovación en el flujo de trabajo hospitalario. Y al igual que la opinión del paciente es necesaria para llevar a cabo el mejor tratamiento posible, la experiencia de los profesionales es básica para lograr sistemas fáciles de usar.

De este modo, las últimas soluciones de terapia guiada por imagen son más intuitivas, conectadas e integradas. Resultantes de la colaboración entre los diferentes agentes implicados en el cuidado de la salud, los sistemas más recientes utilizan herramientas de fusión de imagen e integran datos del paciente en tiempo real, que facilitan la toma de decisiones más acertadas en el momento de la intervención.

En la mayoría de las ocasiones, y gracias a la colaboración entre tecnología y salud en el ámbito quirúrgico, los profesionales toman decisiones médicas más seguras, informadas y personalizadas, que reducen el tiempo de intervención y aligeran la carga de los sistemas sanitarios a través de la disminución de ingresos y la optimización de los recursos disponibles. Para los pacientes, principales protagonistas del sistema de salud, se reducen los tiempos de recuperación y las complicaciones postoperatorias. Un hecho que acrecienta su confianza en el sistema de salud y mejora su experiencia hospitalaria.  

Fuentes de referencia:

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar