Jueves 08 febrero 2018

La innovación tecnológica apuesta por el sector de la salud

Por séptimo año consecutivo, la revista MIT Technology Review premia las ideas más innovadoras y con mayores beneficios para la sociedad. En nuestro país, de entre los 10 jóvenes talentos seleccionados, la mitad de ellos están relacionados con la salud. Y es que el sector sanitario sigue siendo uno de los campos de desarrollo con mayor potencial de innovación.

Personalización de tratamientos, seguridad y acceso a la sanidad; principales retos de la innovación sanitaria

De entre los proyectos seleccionados en esta última edición, la mitad de ellos centran sus mejoras en el acceso a servicios sanitarios, personalización de los tratamientos o disminución de los efectos secundarios en determinados procesos clínicos, entre otros.

Uno de los más destacados tal vez sea el proyecto de Eduardo Jorgensen. Elegido entre los mejores innovadores menores de 35 años a nivel europeo, Jorgensen trabaja en un dispositivo que funciona como un páncreas artificial personalizado, predictivo y adaptado a las necesidades de la persona con diabetes. Una característica que permitiría mejorar una tasa de adherencia que actualmente se encuentra por debajo del 50%. 

En otro ámbito, Alejandro Escario, Ingeniero de Telecomunicaciones e Ingeniero Informático por la EPS, ha creado una incubadora modular destinada a países en vías de desarrollo. Gracias a su bajo coste y su fácil acceso, este diseño permite dotar de equipamiento médico a aquellas áreas en las que no existe un acceso y una garantía de sanidad.

Por su parte, el anestesista Carles García, veía cada día cómo un significativo porcentaje de los pacientes a los que administraba anestesia epidural sufrían molestos efectos secundarios durante los días posteriores. Este hecho, provocado en muchas ocasiones por la rotura accidental de la duramadre del paciente, llevó a Carles a diseñar un dispositivo que permite cerrar el desgarro en unos 30 segundos y que aumenta la seguridad de cada intervención.

Tecnología y conectividad, siempre presentes en la innovación sanitaria

En áreas de diagnóstico y tratamiento, uno de los pilares fundamentales en la mejora de precisión es la conectividad entre profesionales. Con este mismo objetivo, Carles Vila ha diseñado una plataforma digital que permite a pacientes con cáncer, consultar con un médico en cualquier parte del mundo para obtener una segunda opinión sin necesidad de desplazamiento.

En cuestión de ensayos y personalización de tratamientos, Javier Carrera trabaja en un modelo computacional que simula el comportamiento de la bacteria E. coli y analiza su capacidad de resistencia, así como su comportamiento frente a los antibióticos para diseñar así fármacos más adaptados a las personas. Por último, y más relacionado con el estudio del comportamiento de medicamentos, Rosa Monge ha ideado un dispositivo que reproduce y simula condiciones similares a las de un ensayo en vivo para testar fármacos en vivo sin necesidad de utilizar animales.

Una vez más, la innovación centra su potencial en mejorar un sector tan vital como la sanidad. A través del uso de herramientas tecnológicas como la conectividad, la digitalización o el análisis de datos, nuevas generaciones de profesionales consiguen eliminar las antiguas barreras sanitarias que impedían un cuidado sin límites. Poco a poco, nos acercamos a un futuro de la salud integrado, conectado y, sobre todo, personalizado.

Fuentes de referencia:

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar