Lunes 11 septiembre 2017

Claves para una transformación digital efectiva en el sector de la salud

En España 2,4 millones de personas tienen más de 80 años y otras 400.000 superan los 90. De todas ellas, un 45% padece alguna patología crónica. De hecho, el 80% del gasto en salud de una persona se produce durante sus últimos tres años de existencia. Y es que aunque cada vez vivimos más años y con mayor calidad de vida, la sociedad actual se enfrenta a un envejecimiento poblacional sin referentes. Todo ello sitúa al sistema de salud ante su mayor reto: su propia sostenibilidad.

En este sentido, la Federación de Empresas de Tecnologías Sanitarias (FENIN), junto con la Asociación de Empresas de Electrónica, Tecnologías de la Información, Telecomunicaciones y Contenidos Digitales (AMETIC) y la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS) han editado un documento en el que se recogen una serie de medidas recomendadas para impulsar la transformación digital del sector salud.

Hacia un nuevo modelo de atención continuada e integral

La transformación del sistema de salud está ligada a un mayor uso de las nuevas tecnologías pero, tal y como recoge el mencionado documento “Hacia la transformación digital del sector de la salud”, es necesaria también la toma de decisiones que permitan avanzar en su reforma.

Una de las medidas propuestas es la orientación del sistema de salud hacia la cronicidad y el impulso del modelo de continuidad asistencial. El nuevo modelo debe comprender una atención integral y continuada, y no solo orientada a problemas agudos como ocurre en la actualidad, lo que permitirá un mejor aprovechamiento de las estructuras asistenciales.

El modelo sanitario del futuro debe ser integral, preventivo, participativo y personalizado. Es decir, centrado en la persona  y que abarque la vertiente preventiva y la asistencial. De hecho, según el informe Future Health Index 2017, el 59% de los profesionales cree que las medidas preventivas deberían ser prioridad y el 51% de la población reconoce la necesidad de poner mayor foco en la prevención. 

Para lograr la incorporación de las nuevas tecnologías a los procesos asistenciales, estas deben entenderse únicamente como una herramienta al servicio de los pacientes y no un fin en sí mismas. El objetivo es humanizar la tecnología de modo que los profesionales dediquen más tiempo y de mayor calidad al paciente.

El desarrollo de un nuevo modelo de Salud Digital debe basarse en el desarrollo de procesos que faciliten la colaboración entre estructuras sanitarias y la comunidad, en sistemas de ayuda a la decisión clínica, y en la implementación de herramientas colaborativas entre profesionales y pacientes. Por ejemplo, el 33% de los clínicos considera que el uso de wearables para controlar indicadores de salud podría tener un impacto muy positivo en el cuidado sanitario, según datos del informe FHI 2017.

Los nuevos sistemas de información tienen además que dar respuesta a tres demandas importantes:

  • La medicina de precisión, a través de la disposición de la información relevante para la toma de decisiones.
  • La gestión de la salud poblacional, con herramientas de análisis poblaciones que permitan planificar acciones y asignar recursos.
  • La salud móvil o mHealth, de modo que las estructuras asistenciales aisladas se orienten hacia un sistema integral basado en la movilidad.

¿Qué hacer con toda la información sanitaria disponible?

Una óptima gestión de la información recopilada a través de diferentes instrumentos permitirá generar un conocimiento muy valioso para el nuevo sistema de salud. A través del análisis de todos esos datos será posible tomar de decisiones más informadas, mejorar los resultados de los servicios, realizar una mejor asignación de recursos, tomar mejores medidas preventivas y reducir costes. Para ello, es necesario adoptar las medidas necesarias que promuevan la explotación de la información del sistema de salud.

Entre estas medidas, el informe recomienda fijar los criterios y las normas que deben cumplir las partes implicadas para la explotación de la información, adaptar los sistemas de información de los servicios de salud para permitir la explotación de los datos respetando los derechos de los pacientes, y aportar recursos económicos a los proyectos que incorporen las TIC a la explotación de datos de salud.

La gestión de toda esta información es un asunto complejo y delicado, ya que está en juego la confidencialidad y seguridad de los pacientes. Por ello, la formación de gestores y profesionales clínicos es otro punto clave. Compartir conocimiento y generar espacios de debate donde intercambiar experiencias e incorporar estos contenidos a los currículos universitarios son algunas de las acciones propuestas.

Pero no podemos olvidarnos de los protagonistas del sistema de salud, los pacientes. En el camino hacia la transformación del sistema es necesario hacer efectivo el derecho del paciente al acceso a los servicios de salud y a su información por medios digitales

El documento insta a las distintas administraciones a hacer una apuesta por la Salud Digital, de modo que sea un derecho de los ciudadanos, a imitación de países como Alemania o Francia. Escuchar las demandas y dificultades de los pacientes para utilizar los servicios de Salud Digital y establecer una línea de colaboración con la industria en materia de ciberseguridad son algunas de las acciones propuestas.

Se trata, en definitiva, de lograr la implicación de todos los sectores en la transformación digital del sector de la salud que permita la transformación de un modelo que aspira a ser integral y continuado para brindar la mejor atención al protagonista del sistema de salud, el paciente.

Fuentes de referencia:

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar