Lunes 18 junio 2018

La salud digital puede asegurar la sostenibilidad del sistema sanitario

La aplicación de tecnología en el sector de la salud ha sido unas de las principales contribuciones a la mejora de la salud mundial durante el último siglo. Sin duda hemos recorrido un gran camino para llegar a una sociedad en la que investigamos y trabajamos cada día por mejorar la salud general de la población.

Sin embargo, algunas enfermedades siguen cobrándose millones de vidas cada año.  El cáncer, junto a las enfermedades cardiovasculares, es la causa más frecuente de mortalidad en todo el mundo. Según el último informe de la Sociedad Española de Oncología Médica, se estima que para 2035 el número de casos aumente un 70% y alcance los 24 millones de afectados.

Ante tal amenaza sanitaria, y teniendo en cuenta que el aumento de la esperanza de vida también trae consigo un aumento de la prevalencia en otras enfermedades no transmisibles como la diabetes o las ECV, los sistemas sanitarios de todo el mundo se encuentran ante un gran reto de sostenibilidad. Y aunque supone un gran desafío, estoy convencido de que también es una gran oportunidad de mejora.  Y en esta situación, las nuevas tecnologías vuelven a cobrar un papel protagonista.

La importancia de la digitalización de la información sobre el Health Continuum  

Hace unos días tuve la oportunidad de asistir, junto a mi compañera Sonia Pereira, coordinadora de proyectos de Patología Digital en Philips, a las jornadas “Innovación para una sanidad basada en el valor”. Durante su celebración, no pude más que cerciorarme de la gran transformación en la que se encuentra actualmente la sanidad universal.

El Hospital Clínico del PTS de Granada es el gran ejemplo de ello. Tras años de trabajo, ha conseguido ser el primer laboratorio de anatomía patológica totalmente digitalizado de España y un referente a nivel mundial. En este sentido, y tal y como explicaba Pereira, las nuevas tecnologías han facilitado, entre otras tantas cosas, la consulta de segundas opiniones al poder unificar toda la información del paciente en una sola base de datos.

Y es que la digitalización de los datos nos ha dado la oportunidad de trabajar en red, de aportar ubicuidad a la información o de aplicar algoritmos que nos ayudan en la mejora de la precisión del diagnóstico. Podemos almacenar, analizar, medir y mejorar cada proceso clínico y, a partir de ello, seguir trabajando para alcanzar la mejor atención personalizada.

Explicado dentro de un proceso médico, y más específicamente dentro de un caso oncológico, la digitalización de los datos y la conectividad puede mejorar, entre otras cosas, los siguientes procedimientos:

  • La realización y la no repetición de pruebas diagnósticas.
  • El diagnóstico preciso por parte del patólogo y la posterior toma de decisiones.
  • La reducción de los tiempos de espera entre prueba y diagnóstico.
  • El trabajo multidisciplinar entre diferentes áreas involucradas en el cuidado del paciente.
  • La optimización de los recursos disponibles.
  • La mejora de sistemas de navegación guiados por imagen destinados a intervenciones quirúrgicas.
  • La personalización de los tratamientos en base a las características del paciente.

En definitiva, y tal y como destaca el Dr. José Antonio Medina, Gerente del Hospital Clínico de Málaga, y con el que no puedo estar más de acuerdo, “tanto las mejoras de las tecnologías actuales como la incorporación de las nuevas han supuesto un salto de calidad que lleva asociado mejores resultados en salud para los pacientes”. Y añade, además, que gracias a ellas, “hemos avanzado en diagnóstico, en la capacidad de ver la diseminación temprana y en la posibilidad de caracterizar los tumores y poder usar tratamientos más dirigidos y efectivos.

Desde Philips mantenemos nuestra visión de que un sistema sanitario sin fisuras es la mejor garantía del mejor cuidado de la salud. En este sentido, las nuevas tecnologías, a través de la digitalización y la conectividad, nos han dado la increíble oportunidad de trabajar de manera integral sobre la salud de las personas. Desde la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y hasta el envejecimiento activo, nuestra misión es trabajar con la mejor precisión y personalización en cada evento adverso que pueda presentarse. Solo si eliminamos las barreras existentes, lograremos la verdadera salud sin límites.

Fuentes de referencia:

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar