Miércoles 13 enero 2016

¿Qué tecnologías serán clave para la salud y el bienestar en 2016 según los expertos? (Primera parte)

Tecnología 3D, wearables, Bigdata, plataformas de salud en la nube, dispositivos que favorecen los tratamientos desde casa… el 2016 se presenta a priori como un año apasionante en el ámbito de la salud y el bienestar personal, ¿qué tecnologías serán claves para la salud y el bienestar en 2016?

Hemos transmitido esa pregunta a los colaboradores de Comparte Innovación y éstas han sido sus respuestas:

Jesús GarridoPediatra privado y autor de mipediatraonline.

Internet nos rodea. La clave para que esto se traduzca en una mejora de la calidad de vida es compaginar x elementos:

- Wearables que recojan datos relevantes. Una de las barreras para el uso de aplicaciones sanitarias es que la gente no quiere perder el tiempo introduciendo datos en los dispositivos. Los wearables hacen esto por nosotros. Pero es clave que se escojan los datos significativos para la salud. 

- Bigdata. Cada vez son más las personas que llevan wearables. Recopilar todos esos datos en una base tan amplia como sea posible puede acercarnos cada vez más a conocer cual es la realidad de la salud en el ser humano. Y disponer de datos para saber hasta qué punto ciertas medidas tiene efectividad en condiciones reales.

- Personal Data. Podemos aspirar a recopilar datos suficientes de un individuo concreto para adaptar a su individualidad los conocimientos que nos ofrece el Bigdata.

- Información enriquecida en formatos cómodos. Integrar los datos de Bigdata y Personal Data para generar recomendaciones y alarmas relevantes que mejoren de verdad la salud de cada individuo. 

- El profesional al otro lado. Por mucho que avancen los protocolos y el procesamiento de datos los seres humanos necesitan motivación y resolver dudas que son difíciles de encuadrar en sistemas automatizados. La accesibilidad del profesional es clave. Ante una duda puntual una aplicación puede dar un amplio porcentaje de las respuestas. Pero en temas relevantes el paciente necesita al profesional para sentir que de verdad hace lo correcto y tomar la decisión de hacerlo.

El reto es integrarlo todo de forma equilibrada.

Nuria SastreDirectora de Comunicación y RRPP de la Asociación para el Autocuidado de la Salud (anefp).

La cada vez mayor concienciación por parte de la sociedad de la importancia de cuidar de forma responsable la salud, seguirá encontrando en las nuevas tecnologías un gran aliado. En este sentido, los wearables e internet de las cosas adquirirán en 2016 un mayor desarrollo y una mayor penetración en el día a día de las personas, sobre todo en áreas como la prevención, la práctica de hábitos saludables y el seguimiento y control de algunas enfermedades. 

Carlos MateosDirector de la agencia de comunicación COM Salud.

En 2016 vamos a asistir a una colonización progresiva de los wearables, cada vez van a ser más habituales en nuestra vida y, al mismo tiempo, van a ir perdiendo esa denominación, ya que estaremos rodeados de tecnología en objetos cotidianos, no sólo en la ropa, y se comunicarán entre sí de manera progresiva, en la llamada Internet de las cosas.

Sin embargo, la mayor transformación vendrá de la mano de los datos que nos proporcionan esos wearables, el Big Data. 

En el ámbito de la sanidad se traduce en mejor asignación de recursos, conocimiento del paciente, reducción de riesgo de errores y duplicidades, y (junto con la inteligencia artificial) mejores diagnósticos y tratamientos, entre otros beneficios. La investigación también se está transformando gracias al Big Data, sobre todo en el ámbito de la genómica y en el descubrimiento de nuevos fármacos. Y el paciente, por su parte, va a poder disponer de un seguimiento más preciso, lo que revierte en una medicina más preventiva. Este cambio ya se está produciendo, ya hay muchas compañías, como aseguradoras y grandes hospitales, que utilizan el Big Data, y es inevitable que acabe generalizándose en la sanidad pública y en los pequeños proveedores de servicios sanitarios, ya que los costes de los programas se han reducido y los ahorros que genera son evidentes. 

Desde la Asociación de Investigadores en eSalud (AIES) estamos trabajando para que todos los actores sanitarios conozcan las ventajas de la tecnología en la salud y en 2016 organizaremos un gran congreso de eSalud en el que se pondrán de relieve todas ellas.

José María CepedaFundador de Salud Conectada.

Puede que este 2016 sea el año en el que se extienda la implantación de proyectos de telemedicina, los cuales mejoran la accesibilidad al sistema de salud y permiten el control y seguimiento de personas con procesos crónicos.

Cada vez son más los servicios de salud que apuestan por este tipo de iniciativas, que están demostrando que aportan valor a los pacientes en su propio domicilio, mejorando su autocontrol y evitando  desplazamientos e ingresos hospitalarios.

Habrá que estar atentos también a la implantación de la tecnología wearable, que está penetrando con fuerza en el sector salud y bienestar y seguramente continue su desarrollo ligado a las aplicaciones móviles.

Y por último, existen cada vez más iniciativas interesantes relacionadas con el Big Data en salud, y puede que este año seamos partícipes del valor que realmente pueden aportar.

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar