Miércoles 02 marzo 2016

Actuar frente a las paradas cardiacas, un compromiso de todos

La cifra de fallecimientos por muerte súbita es tan importante que debería ser suficiente para concienciar tanto a las administraciones públicas como a las instituciones privadas para adoptar planes de cardioprotección”, eso nos decía el Dr. Brugada hace unos meses en una entrevista en Comparte Innovación.

De ahí el título de este artículo, la disminución de los fallecimientos por paradas cardiacas de tipo repentino, está en manos de todos. Administraciones públicas y privadas están colaborando para dotar a los espacios públicos y deportivos de desfibriladores semiautomáticos (DESA), eso quiere decir que se está trabajando por proporcionar las herramientas que ayuden a disminuir las cifras a las que hacía referencia el Dr. Brugada.

Mientras se avanza en ese sentido, hay otra dimensión del problema en la que se puede trabajar: la concienciación y la eliminación del miedo a actuar ante una parada, es decir, además de proporcionar las herramientas, se debe enseñar a utilizarlas. Es necesario difundir la idea de que todos podemos y debemos, llegado el caso, utilizar un equipo de desfibrilación semiautomático externo (DESA) y que la formación en este sentido debe ser una prioridad.

¿Cómo actuar ante paradas cardiacas fuera de entornos hospitalarios?

Las cifras son claras, cada año se producen en España alrededor de 30.000 paradas cardiacas fuera de entornos hospitalarios. La tasa de supervivencia de éstas es del 5%, frente al 60% de otros países como Holanda o Estados Unidos.

Joaquín Martínez Pérez, creador de la App Primeros Auxilios fáciles y colaborador de Comparte Innovación, considera que es necesaria la sensibilización de la población en general, ante un problema que “causa al año más muertes que los accidentes de tráfico”.

Cualquier ciudadano debería ser capaz de identificar la parada, solicitar ayuda a los servicios de emergencia e iniciar las maniobras de reanimación, incluyendo el uso de desfibriladores si es preciso. Los propios equipos están preparados para guiar a las personas a realizar la desfibrilación y no se realizará ninguna si el equipo no detecta su necesidad.

Pero ¿cómo está la normativa en este sentido? Actualmente, el uso de desfibriladores en España está restringido a profesionales de la salud y personas con formación específica excepto en 4 comunidades autónomas: País Vasco, Cataluña, Andalucía y Canarias.

Para Ignacio Fernández, vicesecretario de la Sociedad Española de Cardiología y presidente del Consejo Español de Resucitación Cardiopulmonar, la situación ha de cambiar. En casos de parada cardiaca, la tasa de supervivencia puede aumentar hasta el 75% si la aplicación de la reanimación cardiopulmonar se produce entre los 3 y 5 minutos posteriores a la parada cardiorrespiratoria. Sin embargo, cada minuto transcurrido reduce las probabilidades de supervivencia un 12%.

El escenario está cambiando. En los últimos años se han realizado acciones de concienciación entre la población y duplicado el número de desfibriladores de uso público con el objetivo de actuar frente a las paradas cardiacas.

Un ejemplo de esto es la ruta “Cocina y disfruta, de corazón” iniciada por Philips en diferentes playas de España. En ella, se realizaban talleres formativos en los que los asistentes aprendían medidas de actuación ante situaciones de urgencia vital.

En este sentido, uno de los últimos proyectos en ver la luz ha sido “Comunidad de vecinos cardioprotegida”. Con él se han instalado desfibriladores según recomendaciones de la Sociedad Española de Medicina (SEMST) en comunidades con vecinos que han realizado formaciones para su correcta utilización.

Las empresas especializadas en salud tenemos el reto de reducir el número de fallecimientos provocados por paros cardiacos súbitos. Además de ofrecer soluciones de tecnológicas como los DESA, seguras y fáciles de utilizar, resulta fundamental fomentar la concienciación entre la población. Y es que, saber actuar en casos de paradas cardiacas, ha de ser un compromiso de todos.

Fuentes de referencia:

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar