Jueves 14 julio 2016

Claves de las nuevas tecnologías en la educación para la cardioprotección

Cada año se producen en España más de 24.000 paradas cardiacas con una supervivencia aproximada del 5%. Según la Sociedad Española de Cardiología, la tasa de supervivencia del paciente disminuye un 10% por cada minuto que éste no es atendido, por lo que resulta fundamental actuar en los 10 primeros minutos. De hecho, si se produce la desfibrilación durante el primer minuto, la fibrilación ventricular revierte hasta en el 90% de las ocasiones.

Según el Consejo Español de Resucitación Cardiopulmonar, solo una de cada 20 personas sobrevive a un paro cardiaco ocurrido fuera del hospital. En este contexto, la implantación de desfibriladores en espacios públicos se sitúa como una prioridad al considerar la parada como un problema de salud de primera magnitud. Contar con desfibriladores automatizados a menos de cinco minutos de donde se produzca el accidente es vital (2.5 minutos de ida y 2.5 de vuelta).

Nuevas tecnologías para difundir la cultura de la cardioprotección 

Según el último informe de la ONTSI, más de 60% de la población utiliza Internet para realizar consultas sobre salud y un 22,3 % lo hace a través de redes sociales. Por este motivo, las TIC pueden ser muy efectivas para difundir, promover e impulsar la cultura de la cardioprotección. De hecho, ya estamos viendo cómo profesionales, organizaciones y personas han hecho de las nuevas tecnologías su arma para promoverla.

El corredor Chema Martínez ha lanzado una petición en Change.org por una ley nacional que impulse la cardioprotección en espacios públicos. Con este mismo objetivo, el corredor realizó una carrera “En menos de 10” que se siguió a través de redes sociales para dar visibilidad al tiempo en el que sería necesario actuar para salvar la vida de una persona, así como para promocionar la educación desde la escuela acerca de la cadena de supervivencia.

Twitter también sirve como medio para poner en marcha iniciativas de concienciación en cardioprotección. Hace unas semanas, en el marco de uno de los eventos de mayor repercusión sobre esa red social celebrado en Granada, TATGranada, un tuit con más de 1.200 retweets sirvió para hacer visible la necesidad de cardioproteger espacios públicos. Por medio de una colaboración con la Asociación España Salud, se consiguió  la donación de 6 desfibriladores a la ciudad de Granada, gracias a los retweets de las personas en la red social.

Lejos de lo que se podría pensar, el empleo de un desfibrilador semiautomátco no requiere conocimientos previos en salud, si bien extender la educación en primeros auxilios debería ser también prioritario. El dispositivo es el que analiza el ritmo cardiaco del paciente y solo se activará en el caso de que la descarga sea necesaria por lo que no puede producir ningún daño ¿Cómo hacer que esta idea cale en la sociedad y romper la barrera del miedo?

Joaquín Martínez, Responsable de Prevenci@ Formación y creador de la App Primeros Auxilios Fáciles, explicaba en una reciente entrevista en Comparte Innovación la importancia de educar en primeros auxilios desde edades tempranas. Según su experiencia, actualmente “menos del 10% de los testigos” de una parada cardiaca se atreve a realizar un masaje cardiaco. Martínez destaca además la necesidad de aprovechar las nuevas tecnologías “para concienciar y sensibilizar sobre la importancia que tiene la formación en primeros auxilios, adquirir conocimientos, potenciar la cultura sanitaria y así, perder el miedo a actuar en situaciones de emergencia”.

Fomentar el conocimiento sobre RCP como técnica fundamental hasta la utilización de un DESA –desfibrilador semiautomático- también es básico para aumentar la tasa de supervivencia en paradas cardiorrespiratorias.

Aprovechar las nuevas tecnologías y su poder de amplificación para impulsar la implicación de la población en temas de cardioprotección está en la mano de todos. Profesionales, organizaciones y personajes conocidos, como Chema Martínez, ya están  tomando parte activa y seguramente seguiremos asistiendo a iniciativas novedosas porque si algo nos exigen las redes sociales es de creatividad para llegar a las personas, también en cuestiones de salud.

Fuentes de referencia:

 

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar