Martes 09 enero 2018

Claves para lograr un sistema sanitario integrado y personalizado (parte 1)

Según el Future Health Índex 2017, el porcentaje promedio de profesionales de la salud que considera importante que los sistemas sanitarios estén integrados es del 88%. Sin embargo, más de la mitad de estos profesionales encuestados (58%) considera que sus sistemas nacionales están apenas o nada integrados.

Actualmente la completa integración de la gestión sanitaria requiere de una serie de medidas basadas en la conectividad entre personas, datos y tecnología que conllevan tiempo y experiencia. En Comparte Innovación hemos recopilado las opiniones de nuestros colaboradores (profesionales, expertos, pacientes y gestores) para abordar, desde diferentes puntos de vista, las claves para lograr un sistema integrado y personalizado.

El futuro de la sanidad pasa por lograr una atención integral y personalizada. Sin embargo, ¿cuáles cree que son las claves para lograr un sistema conectado y sin fisuras a lo largo de todo el Health Continuum? 


 Carlos Mateos, Director de la agencia de comunicación COM Salud:
El principal objetivo debería ser lograr un sistema interoperable en todo el proceso asistencial, incluyendo atención primaria y especializada, asistencia hospitalaria y sistema público y privado, en todo el país. En segundo lugar tenemos que sacar partido a los datos, el Big Data de pruebas, tratamientos, hospitalizaciones, etc., que pueda ser útil para ofrecer una asistencia personalizada al paciente y para mejorar la eficacia del sistema en general. Todo en un entorno seguro, con diferentes niveles de acceso a la información y con un único propietario de los datos, el individuo, que pueda consultarlos en todo momento y conceder los permisos de acceso que considere a quien estime conveniente. El sistema también debe permitir incorporar y analizar la información que pueda recoger cada persona a través de wearables, mediciones que en su conjunto pueden ser muy valiosas para prevenir crisis y hospitalizaciones.

Una vez implementada la tecnología hay que formar a los profesionales sanitarios y a los pacientes en su uso y aprovechamiento. Y por último, como consecuencia de todo lo anterior podremos disponer de un sistema asistencial basado en la prevención, que fomenta mantener sana, lo máximo posible, a la población asignada, y que no está fundado, exclusivamente, en cuántos enfermos puede tratar. 

Federico Gordo, Jefe del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Universitario del Henares:
La medicina actual y la atención a los pacientes está sufriendo una importante transformación cuyos resultados veremos en los próximos años. En la actualidad, disponemos de posibilidades tecnológicas que eran impensables hace unos años y que tienen que cambiar obligatoriamente tanto los flujos de trabajo como la toma de decisiones (no solo en grupos de pacientes sino también en pacientes individuales).

Para que se produzcan estos cambios es necesario un cambio en el planteamiento global de la sanidad, este cambio debe ir dirigido a entender mejor a cada paciente individual, verle como un individuo en todo el proceso sanitario y posibilitar la toma de decisiones compartidas en los diferentes niveles asistenciales.

Está cambiando el modo de entender la medicina a un modo de atención más personalizado y centrado en el individuo. Un ejemplo muy claro lo vemos en la atención actual a los pacientes críticos, estos son pacientes de gran complejidad y en la actualidad deberíamos tener acceso a su historial completo de salud de forma prácticamente automática. También es necesario que el paciente no quede englobado en un servicio concreto sino que desde que ingresa en el hospital hasta que es dado de alta del mismo debemos establecer planes conjuntos de tratamiento, crear directivas de tratamiento basados en el trabajo conjunto de los diferentes profesionales sanitarios implicados en su atención y estimar su riesgo para evitar la aparición de eventos adversos durante su estancia en el hospital.

Todo esto solo lo vamos a conseguir con apoyo tecnológico (sistemas de ayuda inteligente a la decisión) y trabajo conjunto centrado realmente en la atención al paciente.  En la actualidad los servicios de Medicina Intensiva estamos trabajando precisamente en este campo y consideramos a los pacientes no solo durante su estancia en la Unidad de Cuidados Intensivos, sino que empleamos sistemas de UCI sin paredes para establecer de forma precoz criterios de deterioro clínico que nos ponen en alerta y nos permiten un tratamiento adecuado precoz de ese paciente, también trabajamos en la atención al alta de UCI para evitar reingresos y crear un clima de colaboración interprofesional haciendo planes de rehabilitación y tratamiento en planta convencional al alta de UCI e incluso al alta hospitalaria para evaluar su situación a largo plazo.

En definitiva los pacientes necesitan que los profesionales sanitarios de distintas especialidades nos comuniquemos de forma efectiva entre nosotros en los diferentes momentos de atención y los profesionales necesitamos sistemas tecnológicos que nos ayuden dando información precisa adecuada y posiblemente ayudas a la decisión clínica con la aplicación de algoritmos personalizados de atención. 


José Vicente Mascarell, autor del blog Mi vida con un catéter doble J:

En mi opinión se necesitan tres cosas para un correcta atención integral y personalizada: voluntad de conseguirlo, inversión económica y participación de todos los “entes” involucrados el proceso sanitario.

Mucho me temo que debo ser pesimista en cuanto a si se va a lograr, fundamentalmente por el segundo y el tercer punto, ya que voluntad sí que está claro que existe, lo que no suele haber es suficiente dinero para invertir en sanidad (pública), y pese a que se dice que sí se hace, se sigue sin dejar participar lo suficiente a los pacientes y por supuesto que si el supuesto centro del sistema sanitario no participa no hay conexión total y las fisuras son del tamaño del Cañón del Colorado.


Juan Royo, Economista especializado en RSC e ISR:
La tecnología posibilita personalizar la atención en salud y el enfoque de la Empresa Saludable que cuida tanto la mente como el cuerpo se afronta desde una política de RSC sostenible transparente y con enfoque de gestión integral.

Manuel Sánchez Luna, Director de la Unidad de Neonatología del Hospital Gregorio Marañón:
Es indudable que en los últimos años hemos mejorado mucho al combinar los avances de la tecnología con la personalización de los cuidados de los pacientes, pero aún estamos lejos de dar una respuesta adecuada a la pérdida que tuvimos hace tiempo del "médico de cabecera", esa persona hacía las funciones que hoy buscamos desesperadamente en una base de datos gigantesca con una asistencia sanitaria masificada, con progresiva pérdida de puestos de trabajo médicos y con una gran variabilidad de las personas que atienden a los pacientes. Esto hace que se intente sustituir esta función de trato personal por alguien que de verdad conoce al paciente y su historial por sistema informáticos complejos, llenos de demanda de tiempo por parte de los profesionales y poco ágiles a la hora de dar respuesta a lo que la sanidad hoy precisa, hacer prevención de la enfermedad, mejorar la salud de la población y asistir sin demoras para solucionar los problemas que salud requieren. Creo que cualquier sistema que busque la coordinación entre medicina primaria y sus especialidades será difícil que sea eficaz si no depende de equipos de personas con dedicación a esta asistencia continuada y que se especialicen en la atención del proceso y su control de calidad. Por ello son las personas del sistema las que siempre serán las claves para marcar no sólo la continuidad asistencial, sino la humanización y la personalización de la medicina.


Carolina Rubio, Coordinadora del Cluster for Patient Empowermente desde el IMPACT HUB de Madrid:
Hay varios aspectos clave, pero uno de ellos es esencial. Una historia clínica unificada y conectada en tiempo real con el paciente, esté donde esté, accesible a través de un centro de control con un potente cuadro de mando en el que cuando algo relevante ocurra, salten las alarmas pertinentes y se pongan en marcha los procesos adecuados. Estos procesos pueden ser tan simples como un toque de atención al paciente, una sugerencia, una solicitud de información, una llamada de un profesional sanitario o el envío de una ambulancia...

Si añadimos inteligencia artificial a todo el sistema y ponemos en marcha la tecnología de "digital twin", podremos hacer que el sistema aprenda y que algunas alarmas salten antes incluso de que se produzca el hecho desencadenante, pudiendo anticipar así una serie de episodios agudos que tanto malestar provocan al paciente y tanto coste al sistema sanitario.

No es nada nuevo, es tecnología desarrollada y probada en otros entornos, para monitorizar otros activos. ¿Hay mayor activo que nuestra propia salud?


Nuria Sastre, Directora de Comunicación y RRPP de la Asociación para el Autocuidado de la Salud (anefp):
La primera clave está en realizar una apuesta fuerte y decidida por este sistema conectado, realizando la dotación de los recursos necesarios (económicos, humanos, etc.), para convertirlo en realidad, a través de la concienciación de todos los implicados sobre los beneficios que aporta el proceso Health Continuum a la calidad de vida de los ciudadanos/pacientes y a la eficiencia de los sistemas de salud. El autocuidado se sitúa en el centro de este proceso Health Continuum, con un rol clave tanto en la formación y educación como en la difusión de la prevención y los hábitos saludables que conducen al wellness. El intercambio y la conexión que propician y favorecen los entornos digitales son aliados de este sistema integrado y personalizado.

 

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar