Viernes 23 noviembre 2012

Ahora, en el colegio también se aprende a dormir

¿Quién no ha tenido que vérselas con sus hijos a la hora de acostarlos? Aunque esta es una batalla que viene de lejos, en los últimos años los más pequeños duermen menos y peor. En la actualidad, las alteraciones del sueño de los niños son frecuentes y no solo les afectan a ellos, sino a toda la familia. ¿Los responsables? El ritmo frenético, los malos hábitos y el abuso de las nuevas tecnologías.

Según datos de 2010 de la Sociedad Española del Sueño, el 15% de los escolares no tienen fijada una hora para irse a la cama o eligen ellos cuándo ir a dormir, lo que juega en su contra. Otros hábitos a evitar, practicar deporte antes de acostarse, ver tele, jugar a videojuegos o estar frente al ordenador justo antes de acostarse, ya que estas actividades retrasan la aparición del sueño.

Aunque los niños necesitan dormir 10 horas por día, hoy duermen media hora menos que en 1985. Si 30 minutos pueden parecer poco, en la práctica influyen en su salud y bienestar, ya que el sueño es vital en aspectos de sus vidas como la conducta, el rendimiento escolar, su crecimiento y algunos aspectos de su salud en la vida adulta. Es vital, por tanto, que cambiemos esta tendencia en esta misma generación.

Con este objetivo, en Philips nos hemos propuesto recorrer los colegios españoles para enseñar a los alumnos la importancia de dormir bien y darles herramientas para lograrlo, como mostrarles la importancia de usar una luz adecuada e indicarles qué hábitos deben modificar. Por ejemplo, no es recomendable hacer deporte justo antes de ir a dormir, como tampoco lo es ver tele, jugar a videojuegos o estar frente al ordenador, ya que estas actividades retrasan la aparición del sueño.

El programa, que recibe el nombre de I have a dream y que desarrollamos de la mano del Instituto de Investigaciones del Sueño, llegará a todos los rincones del país. La iniciativa está orientada a niños de 8 a 10 años, momento en el que empiezan a adquirir independencia en su día a día. La primera fase de la iniciativa, que se imparte en inglés y en español, ya está en marcha en Madrid y Valladolid y durará hasta enero. Como incentivo, los niños serán invitados a participar en un concurso de redacción al final de cada sesión. Los ganadores volverán a casa con premios Philips, como reproductores de DVD portátiles y cepillos de dientes Sonicare for Kids.

Este proyecto es la adaptación española del programa global SH@S -SimplyHealthy@Schools- de Philips- desarrollada por empleados de Philips de manera voluntaria. ¿Su objetivo? Fomentar hábitos de vida saludables entre los escolares, prestando especial atención a la calidad del aire, la importancia de la luz, el agua, la higiene personal, hacer deporte y dormir bien.

Otra de las acciones de esta iniciativa global fue desarrollada en 2010 y se enfocó exclusivamente en las comunidades menos favorecidas. Su objetivo pasaba por orientar a alumnos de entre 9 a 12 años sobre hábitos sencillos para mejorar su salud, su calidad de vida y el entorno. Participaron más de 4000 empleados y se llegó a casi 63.000 estudiantes en 38 países, entre ellos, EEUU, México, Colombia, Argentina, China, Rusia y otros territorios europeos y del Sureste asíático.

La clave del cambio reside en manos de las nuevas generaciones. En Philips tenemos la certeza de que, si inculcamos los valores adecuados en más pequeños, ¡podremos cambiar el rumbo del mundo!

 

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar