Martes 24 abril 2018

¿Cómo mejorar la experiencia del paciente en áreas de urgencias y emergencias?

Desde el momento que una persona se ve involucrada en una situación de urgencia médica, la incertidumbre, el miedo o la ansiedad pueden influir de manera determinante en su evolución. Tanto si ésta se encuentra en posición de paciente, de familiar o de profesional, todos necesitamos un soporte emocional que nos ayude a gestionar y a afrontar un contexto crítico.

Y eso es precisamente lo que persigue el I Congreso Internacional de Humanización en Urgencias, Emergencias y Catástrofes, celebrado la pasada semana en Murcia y en el que tuve la oportunidad de participar. Una reunión en la que más de 200 profesionales médicos, gestores, instituciones sanitarias, empresas relacionadas con la tecnología en salud, pacientes y familiares tuvimos la ocasión de explorar nuevas ideas de mejora en la humanización de la sanidad de urgencias. Y no solo eso, también de escuchar grandes iniciativas que ya se han puesto en marcha en nuestro país y que nos sitúan mucho más cerca de la salud conectada del futuro.    

La experiencia del paciente es un valor prioritario en la salud del futuro

En muchas ocasiones, la necesidad de actuar rápido o el propio estado de colapso de las unidades de emergencia generan diferentes situaciones de estrés que repercuten en la experiencia y el flujo de trabajo de un hospital. Y en la búsqueda por la mejor gestión clínica, junto con el diagnóstico más preciso y el tratamiento más personalizado, creemos que es necesario incluir también un factor fundamental; la humanización de la atención sanitaria.

Entendemos la humanización de la sanidad como un concepto de organización en el que las demandas de los usuarios son el principal foco de actuación y, en base a esto,  nuestro objetivo es trabajar cada día porque estas necesidades sean cubiertas. Según el informe “Humanización de la asistencia médica en el servicio de urgencias: la importancia de los valores en salud”, debemos establecer pequeñas y/o grandes acciones que logren el objetivo principal de “mejorar el nivel de salud con una atención de calidad a los usuarios”. Y estas medidas, creemos que deben cubrir a todos y cada uno de los agentes que hacen posible que nuestros sistemas sanitarios se sostengan, mejoren y evolucionen hacia un futuro mejor.

Por ejemplo, para los pacientes, su grado de satisfacción puede depender de la información a la que tienen acceso, de la posibilidad de tener compañía en las salas de espera o de un entorno más amigable y cercano. Para los profesionales, la conectividad de los datos, el acceso inmediato a los mismos o la posibilidad de contar con segundas opiniones de manera casi instantánea puede proporcionarles más confianza y más tiempo para una atención personal. Para las familias, contar con espacios amigables, de descanso o poder acceder siempre que se necesite a la fuente de información, además de acompañar a la persona ingresada en todo momento, otorga nuevos niveles de satisfacción tanto con el sistema sanitario y como con todos los que lo integran.

Desde Philips creemos que la calidad de un sistema sanitario no solo depende de los resultados clínicos; la experiencia y la satisfacción de los pacientes, las familias y los profesionales aportan un valor fundamental en el camino hacia la salud del futuro. Si hablamos además de áreas de emergencia, cualquier avance tecnológico que acerque al profesional al paciente puede ser vital.

Acciones tan aparentemente simples como adecuar el entorno de una sala de pruebas mediante tecnologías de luz y sonido para ofrecer un ambiente cercano, o disponer de sistemas de información actualizados al servicio de los pacientes y sus familias son algunas de las medidas que pueden mejorar la experiencia ante un proceso clínico complicado.

Siempre hemos pensado que hay una forma de hacer la vida mejor y, en el cuidado de la salud, siempre hay una manera de mejorar la experiencia del paciente y su bienestar. Comprometidos con ello, trabajamos para construir una sanidad sin límites en la que las personas son el principal foco de todas nuestras decisiones y todas nuestras acciones en la gestión del Health Continuum.

Fuentes de referencia:

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar