Viernes 16 marzo 2018

En el Día Mundial del Sueño, las claves para conseguir un sueño reparador y un descanso efectivo

Uno de los pilares de la salud y el bienestar de las personas radica en la calidad del sueño y el descanso diario. Según la Sociedad Española del Sueño (SES) se estima que más del 50% de la población general tiene dificultades para conciliar el sueño y, en muchas ocasiones, esto viene dado por alguno de los más de 100 trastornos del sueño identificados actualmente.

Entre los más frecuentes, el insomnio es la patología más habitual. Le siguen el síndrome de piernas inquietas y el síndrome de apneas-hipopneas del sueño (SAHS). Según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), entre un 4% y un 6% de los hombres y entre un 2% y un 4% de las mujeres sufren actualmente SAHS. Sin embargo, apenas el 10% de las personas que lo sufren están diagnosticados y reciben el tratamiento adecuado.

 “Únete al mundo del sueño, conserva tus ritmos para disfrutar de la vida”

Hoy, Día Mundial del Sueño, y bajo el lema “Únete al mundo del sueño, conserva tus ritmos para disfrutar de la vida”, la campaña internacional busca promover hábitos de sueño saludables, así como una organización diaria responsable que favorezca unos ritmos de sueño adecuados.

Según la Sociedad Mundial del Sueño, se distinguen tres “tiempos” que influyen en nuestro descanso diario:

  • El tiempo interno: aquel que está marcado por nuestro propio reloj biológico.
  • El tiempo social: impuesto por obligaciones laborales, familiares y sociales.
  • El tiempo ambiental: determinado por la luz y oscuridad generada por el ciclo solar.

Con el fin de concienciar sobre este impacto, en España la campaña incorpora además un test desarrollado por el Laboratorio de Cronobiología de la Universidad de Murcia. A través de él, es posible conocer si los tres tiempos están sincronizados o, si por el contrario, debemos empezar a adoptar nuevos hábitos saludables para tener una mejor calidad de vida y evitar el estrés cronobiológico.

Sin embargo, no debemos olvidar que un porcentaje significativo de las personas que sufren somnolencia diurna viene dado por un trastorno no diagnosticado que repercute tanto en su bienestar como en su salud. Y es que, por ejemplo, el síndrome de apnea no tratado puede desembocar en problemas cardiovasculares, hipertensión o, incluso, aumenta el riesgo de padecer un accidente de tráfico. Reconocer sus síntomas y actuar en consecuencia está en manos de todos e incluso puede conocerse el riesgo de padecerla a través de un sencillo test.

Según la Sociedad Española del Sueño (SES), se estima que la apnea del sueño puede estar asociado al riesgo de sufrir un accidente de hasta 2 y 3 veces mayor sobre la población sana. Según un reciente estudio sobre somnolencia y conducción elaborado por la Sociedad Europea del Sueño y la Asamblea de Sociedades Nacionales del Sueño, hasta un 21% de los encuestados se han quedado al menos una vez dormido al volante. De entre este porcentaje, se estima que hasta un 7% de ellos tuvo como consecuencia un accidente de tráfico.

En salud, la prevalencia del síndrome de apnea del sueño tiene un alto impacto tanto en la industria como en los pacientes. Según el informe  “Evaluación sanitaria y socioeconómica del síndrome de apnea e hipopnea del sueño (SAHS) en España”, el SAHS requiere de un alto consumo en recursos sanitarios y una atención continuada de las personas que lo sufren.

Por ejemplo, se ha demostrado una asociación evidente entre el índice de apneas/hipopneas (IAH) y los niveles altos de presión arterial. Algo que también influye en el riesgo de padecer una enfermedad coronaria, accidentes cerebrovasculares o arritmia.

Por ello, resulta indispensable seguir impulsando y difundiendo todas aquellas acciones que pongan de manifiesto la necesidad de reconocer los síntomas de la apnea  y los beneficios de su tratamiento. Solo así conseguiremos lograr un sueño reparador, un descanso efectivo y, como consecuencia, una mejora en la salud general de la población.

Fuentes de referencia:

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar