Martes 08 noviembre 2016

#EsSaludCuando un ingreso hospitalario no significa perder el control de la situación

Los medicamentos son capaces de controlar el dolor físico pero son poco efectivos en el proceso moral al que hace frente un paciente ante la ansiedad que les producen determinadas pruebas diagnósticas.

Las pruebas médicas suponen momentos de estrés para los pacientes. Estos momentos generan incertidumbre y ansiedad, no solo por posibles noticias desagradables, sino también por el desconocimiento, la vulnerabilidad y la falta de control que las personas experimentan cuando se someten a ellas.

En un sistema sanitario que contempla la salud como un bienestar general, cada vez más, los espacios hospitalarios luchan por innovar en la mejora de  la experiencia del paciente . Áreas pediátricas o Unidades de Cuidados Intensivos están siendo los primeros escenarios en ese objetivo.

Con el fin de mejorar la experiencia del paciente durante todo el proceso hospitalario nacen las iniciativas por mejorar y humanizar el sistema de salud.

¿Cómo humanizar las pruebas diagnósticas?

Los profesionales han sido los primeros en conocer sobre la necesidad de situar al paciente como protagonista de la sanidad y, tras la concienciación médica, los espacios se adecúan también para ofrecer ambientes que acompañen a las personas en los procesos sanitarios. 

En muchas ocasiones, hay pacientes que sufren de elevados niveles de ansiedad al someterse a resonancias magnéticas. El ruido, el espacio reducido y el ambiente no permiten la relajación adecuada para la prueba. La tecnología actual permite a los hospitales crear nuevos ambientes que facilitan la distracción del paciente y el entretenimiento necesario como para reducir el nivel de estrés.

La luz, la imagen y el sonido se combinan para crear entornos que acompañen al paciente, le hagan sentir seguros y les ayuden a reducir la ansiedad, un proceso, especialmente delicado en los más pequeños.

El proyecto Imatgina, llevado a cabo por el Hospital Vall d’Hebrón de Barcelona, pone en marcha un nuevo concepto de humanización en radiología pediátrica para mejorar la experiencia de los niños ante estas pruebas. Su valor radica en la gamificación, la información y la ambientación de los espacios como pilares básicos de la atención y el cuidado de la salud.

Por otro lado, el Hospital del Henares ha sido pionero en otra área que, sin duda, contribuye a ofrecer una mejor experiencia a pacientes y familias, la UCI “sin paredes”. Un proyecto que permite detectar y anticipar situaciones graves en los pacientes, de manera que se puede actuar a tiempo y reducir el número de traslados a las unidades de cuidados intensivos.

La estancia hospitalaria también precisa humanización

La creación de salas y espacios agradables donde seguir las explicaciones del médico o donde distraerse del acelerado ritmo de un hospital supone un apoyo extra para cualquier paciente o familiar durante la hospitalización. Además de mejorar significativamente la experiencia del paciente, estas salas aumentan la confianza y la relación entre profesionales y familiares.

Fuera de nuestras fronteras, uno de los casos más destacados es el de la ambientación del Hospital Infantil de Phoenix. A través de un juego de iluminación y color, pacientes, familiares y profesionales le plantan cara a la seriedad de las dificultades médicas diarias.

La necesidad de humanizar todo el proceso hospitalario se pone de manifiesto en personas que necesitan de cierto apoyo también tras el tratamiento. Proyectos como el maquillaje terapéutico permiten a los pacientes dermatológicos o sometidos a cirugía estética volver a mirarse al espejo sin miedo. Recuperar la autoestima en estos casos es básico para la recuperación del paciente.

Y es que la humanización consiste en eso, en ver a las personas antes que a un paciente más que atraviesa momentos complicados. Conseguir el equilibrio entre humanización y nuevas tecnologías puede hacer de la estancia hospitalaria un proceso en el que las personas pueden sentirse realmente seguras.

Fuentes de referencia:

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar