Lunes 26 marzo 2018

#PhilipsInspira: el sueño como pilar fundamental de salud

El síndrome de Apneas e Hipopneas del Sueño (SAHS) es, junto al insomnio, el trastorno del sueño más frecuente en nuestro país. Se estima que en España lo padecen entre un 4% y un 6% de los hombres y un 2% y un 4% de las mujeres; en niños y adolescentes, el porcentaje de afectados ronda el 3%. Sin embargo, los expertos recuerdan que aproximadamente el 90% de los casos de apnea no están correctamente diagnosticados y, por tanto, no reciben el tratamiento adecuado.

Por ello, y con motivo de la reciente celebración del Día Mundial del Sueño, los expertos invitados a la última sesión #PhilipsInspira han abordado los principales retos en salud respiratoria durante el sueño y su impacto en la salud.

Entre los ponentes, el Dr. Carlos Macaya, presidente de la Fundación Española del Corazón (FEC) y jefe de cardiología del Hospital Clínico San Carlos, la Dra. Olga Mediano, neumóloga de Unidad de Sueño del Hospital del Universitario de Guadalajara y miembro de SEPAR y la Dra. Patricia Lloberes, de la Sociedad Española del Sueño (SES) y responsable de la Unidad de Sueño del Servicio de Neumología del Hospital Vall d’Hebron, ahondaron la necesidad de entender el sueño como un pilar fundamental de la salud de la población.

El diagnóstico adecuado de apnea del sueño puede mejorar la salud de los pacientes

Actualmente, tanto el ejercicio físico como la dieta equilibrada son dos prácticas entendidas como prioritarias en el cuidado de la salud. Sin embargo, aún hay un gran porcentaje de la población que obvia la calidad del descanso como factor en el bienestar y la calidad de vida de las personas. Y este es precisamente uno de los principales retos en la identificación y control de la incidencia del SAHS; la necesidad de entender el sueño como un pilar básico de nuestra salud.

Según la encuesta “Los cuatro pilares de la salud cardiovascular” elaborada por Philips en colaboración con la Fundación Española del Corazón, hasta un 30% de los españoles duerme menos de las siete horas recomendadas, un 35% de los mismos afirma roncar y hasta un 58% de los encuestados dice sentir somnolencia durante el día.

Síntomas que, aunque no son determinantes, pueden ser aviso de una apnea del sueño no tratada cuyas consecuencias inciden directamente en la calidad de vida de los pacientes. El Dr. Macaya explicaba en el encuentro que las consecuencias van más allá de las complicaciones respiratorias; “cuando hay una falta de sueño o se ha dormido mal, y si se mantiene de manera repetitiva y se hace crónico, esto va a dañar el corazón; va a haber más probabilidad de desarrollar una enfermedad coronaria y del miocardio por la hipertensión”.

Del mismo modo, una privación continuada de sueño de calidad, o un SAHS grave con más de 30 pausas respiratorias a la hora, puede aumentar el riesgo de padecer diabetes, ictus o un accidente cardiovascular.

El trabajo multidisciplinar aumenta las probabilidades de adherencia al tratamiento en apnea del sueño

Según la Dra. Lloberés, el tratamiento de apnea del sueño mediante CPAP “es 100% eficaz” si se usa correctamente. Aunque hay un 70% de los pacientes que logran adherirse finalmente a dicha terapia, la Dra. Lloberés afirma que es normal que los pacientes sufran un rechazo inicial. En esos casos, es necesario que las personas afectadas trabajen conjuntamente con los profesionales para lograr el mayor grado de adherencia.

Así lo destacaba también la Dra. Mediano cuando recalcaba la presencia de un 30% de personas que no son capaces de adoptar el tratamiento. Para esos casos, es fundamental seguir desarrollando avances tecnológicos y potenciar la innovación en este ámbito. Desde el punto de vista profesional, los trabajos multidisciplinares abordados desde la colaboración en enfermería, medicina y empresas proveedoras de servicios son fundamentales para ofrecer, de manera eficaz, toda la información necesaria, accesibilidad a los equipos de terapia o, incluso, teléfonos 24 horas con asistencia y resolución de dudas.

El evento además dejó algunas conclusiones que marcan un camino hacia el que seguir avanzando en la mejora de la calidad del sueño. Entre ellas, destacan la necesidad de seguir fomentando los hábitos saludables, los horarios regulares y la necesidad de incluir el sueño en la atención primaria y la historia clínica del paciente.

Fuentes de referencia:

  • Philips (2018), “La apnea del sueño es un problema de salud pública que requiere más atención más adherencia al tratamiento”. Philips Media.
  • SEPAR (2017), Reto 03. Apnea del sueño.

 

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar