Miércoles 08 marzo 2017

¿Por qué hablar de salud y bienestar en el Día Internacional de la Mujer?

La transformación de la sociedad a través de la globalización y la revolución digital han marcado el principio de un proceso de cambio en todos los sectores económicos y sociales. En el ámbito laboral, los retos y las oportunidades avanzan de la mano hacia un futuro en el que uno de los objetivos prioritarios pasa por el impulso y mejora de la situación de las mujeres en las empresas.

El lema del  Día Internacional de la Mujer este año aboga por “un planeta 50-50 en 2030”. Desde mi punto de vista esa equidad es más que un número: implica una apuesta por la diversidad en la empresa, un compromiso con la conciliación y un impulso decidido a la innovación dentro y fuera de las organizaciones, que permita progresar en el bienestar y la salud de las mujeres.

La mujer no es sólo la mitad de la población: es un colectivo que aporta su talento intrínseco en las empresas que, como Philips, tienen que dar una respuesta innovadora a los retos sociales y sanitarios de nuestro país. Es el principal agente de salud en el seno de las familias. Y es un colectivo profesional de creciente importancia en el ámbito sanitario. 

Más salud para las mujeres

Además, de acuerdo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), a los que Philips está adherido, la salud de nuestra sociedad, hoy y mañana, pasa por mejorar  la salud materna.  

La atención prenatal, junto con la atención continuada durante el embarazo y el cuidado de la salud tras el parto y durante la crianza, son primordiales en el camino hacia la mejora de la situación de la mujer a nivel internacional.  Philips, a través de su actividad de negocio en el ámbito de la salud materno infantil, quiere tener un impacto positivo permanente: proporcionando tecnología que ayude en la detección precoz de complicaciones en el embarazo, desarrollando innovaciones que hagan del parto una experiencia más humana y más segura, ayudando a las matronas a innovar en sus ámbitos de actuación, prolongando la lactancia materna y sus beneficios para la madre y el niño, promoviendo la creación de salas de lactancia en las empresas y organizaciones …

Pero la salud de la mujer no sólo es la salud de la madre. Philips también se preocupa por dar respuesta a través de la innovación a las patologías que más afectan a la mujer, promoviendo el diagnóstico precoz, preciso y a la primera del cáncer de mama,  y mejorando el tratamiento de los tumores más prevalentes en ellas o de las principales causas de muerte en mujeres: la enfermedad cardiovascular y el ictus, que las afecta de especial manera.

Cuidar el talento de las mujeres

Pero no podemos innovar para las mujeres, no podemos cuidar de su salud, sin cuidar del talento de las mujeres que conforman la compañía, asumiendo diariamente el compromiso de potenciar una cultura empresarial asentada en el principio de igualdad de oportunidades.

Cada día, llevamos a cabo nuestra Política de Conciliación e Igualdad en base a una definición periódica de objetivos que nos permiten establecer un desarrollo continuo. Entre esos propósitos, destacan la promoción y sensibilización sobre los principios de igualdad de oportunidades, la construcción de una plantilla diversa, la gestión de la diversidad en todas las políticas de dirección o la promoción de la conciliación de la vida personal y laboral. Mediante su consecución, intentamos cada día avanzar para lograr una realidad igualitaria y equitativa.

Desde la selección del personal, hasta la promoción, pasando por la política salarial, la formación, las condiciones de trabajo y empleo, la salud laboral, la ordenación del tiempo que incluye flexibilidad de jornadas, turnos o descansos y vacaciones, cada proceso interno asume el principio de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

Así, Philips ha conseguido que una tercera parte de sus puestos de responsabilidad sean ocupados por mujeres. Un dato que, aunque resulta favorable, lo consideramos como  punto de arranque hacia porcentajes más altos en los que la visión de las mujeres sea el principio de nuevas y grandes ideas en innovación y desarrollo.

Durante los últimos años, nuestra labor no ha estado exenta de acciones que mejorasen la situación de las mujeres. La innovación y la sostenibilidad, valores fundamentales de la empresa, también se aplican a la conciliación y la igualdad, así como a la calidad del entorno de trabajo y el bienestar de los empleados.

Reconocimientos como el Distintivo Igualdad en la Empresa, otorgado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, o la inclusión entre las 10 mejores empresas para trabajar (Best Place to Work) por la entidad Great Place to Work, son solo una motivación más para seguir trabajando en torno a la calidad de cada uno de nuestros procesos. Procesos que, al final, persiguen nuestro objetivo general: mejorar la vida de las personas –y por supuesto, de las mujeres- a través de la innovación. 

Fuentes de referencia:

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar