Jueves 18 septiembre 2014

¿Tu estilo de vida es programable?

Si estás leyendo esto, es muy posible que te conectes con frecuencia a internet. Posiblemente tengas un Smartphone y uses las redes sociales para compartir/buscar información. De eso, como usuarios, somos bastante conscientes porque requiere una acción por nuestra parte: conectarnos, buscar, tuitear… pero internet va más allá y se está “colando” en otros ámbitos que no requieren un papel tan activo por nuestra parte.

Según la firma de tecnología Gartner pronto habrá 30 mil millones  de dispositivos conectados en el mundo. No se refieren sólo a teléfonos y ordenadores. Incluyen otros objetos cotidianos en el cálculo como electrodomésticos, luces, coches. El etcétera sería muy amplio.

Estos objetos cada vez van a tener un uso más intuitivo, y, una vez programados, más “independiente” del usuario. Cuando cuentan con datos suficientes sobre nuestro estilo de vida, nuestros hábitos o una vez que les hemos contado cómo somos y lo que nos gusta, se encargarán de proporcionárnoslo.

Visto sin perspectiva podríamos pensar que estamos en un panorama cercano al que describía Aldous Huxley en “Un mundo feliz”, pero no hay nada de eso. El usuario tiene el mando y no vamos a vivir vidas estándar por la generalización del internet de las cosas, al contrario, parece que va a ayudarnos a vivir de una manera más personal y los objetos van a proporcionarnos experiencias más adaptadas a nuestras necesidades particulares.

¿Cómo será la vida del internet de las cosas?

Acabamos de volver de IFA, una de las citas de tecnologías más importantes a nivel mundial en la que cada edición vemos cómo internet y las aplicaciones se van introduciendo paulatinamente en los objetos más cotidianos. No es un escenario futurista. Ya está aquí y va evolucionando cada año.

Así pues, nuestro estilo de vida parece que se va volviendo programable. Así es como se ha denominado en uno de sus últimos informes PSFK a este encuentro entre usuario e internet de las cosas. Pero programable por nosotros mismos para hacerla más fácil y más personal.

Personalización

Los objetos conectados nos van a dar más poder sobre el estilo de vida que queremos llevar, pues seremos los encargados de establecer cómo queremos que actúen para adaptarse a nosotros. De este modo, la cafetera preparará el café que nos gusta por la mañana con la intensidad que elijamos, por ejemplo.

Si hemos decidido llevar una dieta más sana o practicar más deporte, los objetos serán nuestros aliados para llevar el control de lo que hemos decidido hacer.

Facilidad

Pero también existiría un riesgo de saturarnos con tanto objeto conectado si cada vez que queremos algo tenemos que programarlo. Objetos que “aprenden” de nuestros hábitos o que son capaces de actuar de una manera durante el tiempo que les indiquemos, nos harán la vida más fácil.

Si todos los días llego del trabajo a las 19horas y me siento a leer escuchar música para relajarme y desconectar ¿no sería más fácil que la música se encendiera a la hora exacta y las luces se enciendan con un color cálido y relajante cerca de mi butaca favorita?

Retos para los creadores

La privacidad de los datos es el mayor reto del internet de las cosas, por eso es necesario que fabricantes, proveedores, etc. se comprometan con la seguridad. Sin duda veremos nuevas colaboraciones en el sector de la tecnología en este sentido.

Por otra parte, desarrolladores, diseñadores e innovadores van a verse obligados a empatizar más si cabe con el usuario, a  adelantarse a los usos que daremos a los objetos. Tendrán que hacerlos cada vez más flexibles y adaptables y, ¿por qué no? Abrir sus procesos de innovación y desarrollo a los usuarios para co-crear y mejorar cada producto conjuntamente.

¿Crees que nuestro estilo de vida va a ser cada vez más “programable”?

Fuentes de referencia:

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar