Miércoles 29 agosto 2018

Cómo mejorar los flujos de trabajo y la experiencia del paciente en áreas de cateterismo cardiaco

Los cateterismos cardiacos, realizados bien con fines diagnósticos o terapéuticos, suponen una valiosa fuente de información sobre la anatomía y la función del corazón, así como de las arterias coronarias. Considerado un procedimiento de muy bajo riesgo, esta prueba puede evaluar presiones de las cavidades cardiacas e, incluso, saber si hay alguna válvula alterada. También permite saber si existen defectos congénitos, medir concentraciones de oxígeno y obtener muestras de tejido cardiaco.

Según la Fundación Española del Corazón, se trata de un procedimiento que aporta una serie de datos “imposibles de obtener con otras pruebas”, y cuya importancia en el diagnóstico de determinadas enfermedades es crucial.  Por este motivo, el Hospital Westchester Medical Center Health Network (WMCHealth), institución sanitaria estadounidense compuesto por 10 hospitales, decidió recientemente implementar mejoras en su flujo de trabajo que aumentasen la eficacia operativa y la experiencia del paciente en sus laboratorios de cateterismo y electrofisiología. 

El estudio del corazón, básico en el tratamiento de las ECV

Los estudios electrofisiológicos y los cateterismos cardiacos aportan una valiosa información que no podría obtenerse de otro modo. Pueden llevarse a cabo con dos fines: realizar un diagnóstico o aplicar un tratamiento. Entre los posibles procedimientos, la Fundación Española del Corazón enumera los siguientes:

  • Implantes de prótesis con el objetivo de reparar defectos de nacimiento o abrir orificios nuevos en los tabiques debido a anomalías cardiacas.
  • Cerrar vasos sanguíneos que no pueden estar abiertos tras el nacimiento.
  • Plantes de prótesis en la válvula aórtica en persona mayores que no pueden atravesar una cirugía.
  • Colocación de stents en arterias que tengan estrechamientos.

Si bien se trata de una prueba con muy bajo riesgo, el paciente puede experimentar algunas molestias durante el proceso y, por este mismo motivo, resulta indispensable contar con su punto de vista en la mejora de este procedimiento. También con el de todos los que forman parte del proceso, desde radiólogos, hasta anestesistas, enfermeros o cirujanos que puedan intervenir.

En este sentido, el WMCHealth decidió adoptar una solución integral que abordase principalmente la opinión de las partes implicadas, tanto profesionales como familias y pacientes, pero también una revisión de los datos obtenidos en cada etapa, de directrices generales y las herramientas utilizadas o un análisis de las métricas de resultados.

El trabajo multidisciplinar mejora la precisión del diagnóstico y la experiencia del paciente

Con los datos obtenidos y el objetivo de mejorar el funcionamiento y los resultados a largo plazo, el WMCHealth diseñó diferentes flujos de trabajo que aumentarían el rendimiento de los profesionales así como la experiencia de los pacientes y, además, los resultados clínicos.

Estos cambios abordarían las diferentes especialidades implicadas en laboratorios de cateterismo como radiología, anestesia, cirugía o enfermería, entre otros. Su aplicación impulsaría el trabajo multidisciplinar en beneficio de la experiencia, la percepción y la satisfacción del paciente ante pruebas diagnósticas.

Concretamente, en el WMCHealth, las recomendaciones de mejora incluían, entre otras, un nuevo proceso de evaluación del paciente previo al ingreso, una nueva tecnología de planificación o nuevos recursos especializados para la gestión de suministros y el análisis de datos. Como resultado, el centro hospitalario ha conseguido reducir un 20% el tiempo de espera del paciente, ha aumentado considerablemente la precisión de sus diagnósticos, ha aprovechado los recursos de estos laboratorios con fines terapéuticos personalizados y ha mejorado la satisfacción y la experiencia de pacientes y profesionales.

Un ejemplo más de como la colaboración y la conectividad entre especialidades clínicas puede derribar antiguas barreras que antes impedían unos diagnósticos precisos en la primera prueba o un tratamiento personalizado en base a las características anatómicas del paciente.

Fuentes de referencia:

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar