Viernes 07 septiembre 2018

Digitalización radiológica: sencillez, precisión y personalización terapéutica

Eliseo Vañó, especialista en Radiodiagnóstico en el Hospital Nuestra Señora del Rosario y en el Clínico San Carlos, definía en esta misma plataforma la evolución de la imagen médica durante los últimos años como “vertiginosa”. Añadía también que esta transformación ha propiciado una situación en la que “la imagen médica ha pasado de ser una información complementaria (casi marginal en sus inicios), a ser una pieza clave en el proceso de diagnóstico”.

Su  capacidad para detectar los primeros síntomas físicos de determinadas enfermedades le otorgan un valor único dentro de la prevención y la personalización terapéutica. Y es que las imágenes radiológicas ayudan a definir y a clasificar la evolución de la enfermedad en cada individuo y permiten una atención individualizada.

Cuanta más información tengamos sobre el paciente, más probabilidades tenemos de abordar de manera más efectiva la enfermedad. Y en este proceso, las últimas tecnologías implantadas en áreas de radiología han permitido aumentar, de manera considerable, la cantidad de información disponible así como la capacidad de análisis y estudio sobre ella.

Radiología digital, ¿cuáles son sus beneficios?

Según el informe “Perfil tecnológico hospitalario y propuesta para renovación de tecnología sanitarias”, realizado por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (FENIN) en 2017, la radiología digital “permite obtener una imagen de alta definición y optimiza la realización de los estudios, al eliminar la necesidad de repetir exposiciones y bajar la dosis de radiación que recibe el paciente” y añade que “las imágenes son más fáciles de manipular, almacenar, recuperar y compartir”.

De manera más detallada, enumera una serie de motivos por los cuales la renovación tecnológica en áreas de radiología convencional resulta de especial relevancia:

  • Reducción de dosis:
    Desde la entrada en vigor de la Directiva 201/59/EURATOM en abril de 2018, el control de la dosis de radiación es una cuestión prioritaria. Reducirla, controlarla y adaptarla en función del paciente es posible gracias a la innovación aplicada en tecnología radiológica. 
  • Reducción de número de pruebas
    El número de repeticiones en pruebas diagnósticos se reduce considerablemente al digitalizar los resultados y poder acceder a ellos siempre y cuando se necesite. Con ello, también se reducen los costes y la incomodidad del paciente.
  • Mejores diagnósticos
    La tecnología digital y la innovación aplicada permiten aumentar notablemente la calidad de la imagen y, por tanto, la precisión de los diagnósticos.
  • Disminución de listas de espera
    El aumento en la rapidez de las pruebas, así como la reducción de las repeticiones y la optimización del flujo de trabajo sanitario gracias a la tecnología digital permite disminuir las listas de esperar en beneficio de profesionales, pacientes y sistema de salud en general.
     
  • Satisfacción de usuarios y pacientes
    La automatización de las salas digitales no solo optimiza el trabajo profesional, también permite mayor comodidad a los pacientes en cada prueba. Un hecho que mejora su experiencia y su satisfacción como usuarios del sistema sanitario.

Con estas razones como premisa de una renovación tecnológica en áreas de radiología, muchos centros hospitalarios han comenzado ya su proceso de evolución. Por ejemplo, las últimas soluciones implantadas en algunos centros de Galicia han permitido detectar, localizar y valorar con precisión y nitidez los tumores. Además, han podido reducir hasta en un 80% la dosis de radicación y el tiempo de exploración se ha reducido considerablemente al combinar dos pruebas diagnósticas (PET/TAC) en una sola. Con ello, los diagnósticos son más precisos, más rápidos y más seguros y, por consiguiente, los tratamientos más personalizados y, sobre todo, más eficaces.

Se trata solo de un ejemplo en el comienzo de toda una revolución digital en el que la satisfacción del paciente, su experiencia y, sobre todo, su atención clínica son el foco de cada decisión de innovación y avance tecnológica. Porque si la salud no tiene límites, la sanidad tampoco debería.

Fuentes de referencia:

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar