Jueves 25 octubre 2018

Dr. Jesús Paylos: “No hay forma de prevenir la fibrilación auricular, pero sí de actuar contra ella”

Sevilla acoge desde hoy hasta el sábado 27 de octubre uno de los eventos más representativos de la cardiología en nuestro país.  El Congreso de la Sociedad Española de Cardiología reúne este año, en una edición más,  a cardiólogos, médicos de familia y atención primaria, investigadores, internistas y profesionales clínicos en general dispuestos a abordar nuevos retos de la salud cardiaca.

Y entre estos desafíos, la fibrilación auricular (FA) figura como uno de los asuntos más prioritarios. Según la Sociedad Española de Cardiología, esta patología es la arritmia más frecuente en nuestro país. Se estima que afecta a más de 600.000 españoles y, “se calcula que alrededor del 25% de la población mundial mayor de 50 años la padecerá en el transcurso de su vida”.  

El Dr. Jesús Paylos, Director del Laboratorio de Electrofisiología Cardiaca y Unidad de Arritmias y Síncope del Hospital Universitario HLA Moncloa de Madrid, lleva gran parte de su vida dedicada al tratamiento de esta patología cardiaca. Pionero en el uso de nuevas técnicas como la crioablación con catéter de balón, el Dr. Paylos acumula en su experiencia más de 3.200 ablaciones por radiofrecuencia y frío y aproximadamente 4.300 estudios electrofisiológicos.  

En Comparte Innovación hemos querido conocer su opinión y experiencia en torno a las arritmias cardiacas y hoy presentamos algunas de sus conclusiones tras una reciente entrevista. 

Crioablación para casos de fibrilación auricular 

Según el Dr. Paylos, “la fibrilación auricular es la arritmia más frecuente en los seres humanos por encima de los 50 años y, aunque no sea mortal, tiene una gran morbilidad”. Tanto es así que, tal y como destaca, figura como la causa nº1 de ictus, aumentando en cinco veces el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular.  

Entre los diferentes tratamientos para FA, el Dr. Paylos declara que prefiere tratar el problema en su origen; desconectar eléctricamente las venas pulmonares de la aurícula y, concretamente, mediante la aplicación de frio en la zona correspondiente. Mediante la crioablación, el Dr. Paylos y su equipo obtienen un porcentaje de éxito del 98%, con un 0% de tasa de mortalidad y un 0.8% de tasa de morbilidad. 

Y es que, diez años después de empezar a utilizar por primera vez esta técnica, la crioablación se considera una de los procedimientos más eficaces en tratamiento de fibrilación auricular. Convencido de su eficacia, el Dr. Paylos asegura que “la lesión producida por frio es más sana” al conseguir “una enorme absorción de temperatura”. El proceso pasa por congelar la vena a -50ºC, donde “la expansión del hielo en espacio intervascular produce una rotura microcapilar que tras la reperfusión de la sangre no hay aporte de nutriente,  por lo tanto la célula se muere. No produce proliferacción de fibroblastos, por lo tanto no hay formación de tejido fibroso". 

Tecnología e innovación al servicio de los tratamientos cardiacos 

Consciente del aporte de la innovación en la consecución del éxito, afirma que “la tecnología en el campo de la electrofisiología lo es todo, desde el diagnóstico hasta el tratamiento”.  

Por este motivo, la instalación en la que trabaja cuenta con las últimas tecnologías en terapia guiada por imagen, software de planificación y navegación y dispositivos de intervención. Esta integración tecnológica permite, según el Dr. Paylos, mejorar los resultados en cuanto a tiempos, aumentar la eficacia de la intervención y, fundamentalmente, trabajar con una excelente resolución de imagen”. 

La imagen cobra una importancia vital en la aplicación de la técnica de crioablación. En procedimientos tan meticulosos, disponer de herramientas que permitan ver las lesiones con claridad usando dosis mínimas de radiación, contribuye enormemente para el éxito de la técnica y la seguridad de pacientes y profesionales. Adicionalmente, y como consecuencia del claro beneficio de la innovación tecnológica combinada con la excelencia profesional, se acortan las listas de espera para este tipo de intervenciones que solo en el HLA alcanzan más de 4.290 estudios electrofisiológicos y más de 3.320 ablaciones por radiofrecuencia y frio.

Técnicamente, las últimas tecnologías son capaces de integrar, en tiempo real, toda la información relevante obtenida de diferentes tecnologías en un laboratorio intervencionista.

Todo esto permite llevar a cabo un trabajo en el que las barreras, tanto físicas como funcionales, empiezan a desvanecerse en beneficio de una salud sin límites. Y en una enfermedad como la fibrilación auricular, de la que nadie está exento y en la que “no hay forma de prevenir, pero sí de actuar”, la mejora de las tecnologías terapéuticas suponen un avance para pacientes, profesionales y sistemas de salud en general. 

Fuentes de referencia:  

 

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar