Lunes 21 noviembre 2016

#EsSaludCuando la tecnología motiva, impulsa y mejora la calidad de vida del paciente

En general, a la gente nos gusta la tecnología. Nos evoca futuro, innovación, comodidad, mejoras. Vemos y palpamos la evolución tecnológica cada año que pasa. Y lo hacemos mejor en un entorno cercano; personal, en el que todo se aprecia más fácilmente. Si hoy a una persona de la calle le preguntan por tecnología, vienen a su cabeza imágenes de gran consumo: informática, electrónica… icono de unas áreas de nuestra vida que hoy es mejor gracias a todos esos equipamientos.

Durante las últimas décadas, la tecnología ha modificado usos y costumbres de una sociedad cada vez más dependiente de ella que utiliza estos avances en sus vidas. Pero hay un área en el que también está muy presente y no reparamos tanto: la salud, la cual ha sufrido un drástico cambio en las últimas décadas gracias a la tecnología.

El paso del mundo analógico al digital no se ha quedado sólo en grandes y costosas instalaciones hospitalarias para el diagnóstico o complejos sistemas informáticos interconectados. La tecnologización de nuestra salud ha llegado también al ámbito más personal y próximo a nosotros.

Tecnología de salud a nuestro alrededor

Si hace treinta años la báscula era casi el único hardware de salud con el que contábamos en los hogares, hoy día la tecnología dedicada nos rodea y acompaña las 24 horas. Personalmente, en mi trayectoria como paciente con diabetes de largo recorrido he vivido el paso de la diabetes analógica a la digital; de la diabetes personal a la diabetes conectada y compartida.

Hoy, distintas tecnologías se encargan de medir nuestra glucosa corporal a cada momento de manera totalmente transparente y enviar los datos al smartphone, el cual los sube a la nube y son accesibles en tiempo real tanto por el profesional médico como por terceras personas autorizadas.

El big-data de la diabetes ha revolucionado la manera de gestionar la enfermedad. Pero además de los dispositivos puramente médicos o sanitarios, disponemos de otro tipo de tecnologías con estos fines. Algunos de ellos introducidos más como una moda tecnológica que como un hardware de salud. Wearables, apps… Hemos conseguido que no sólo un paciente se preocupe por su salud, sino que vigilar la salud sea una moda.

La monitorización motiva

La idea inicial de poder chequear nuestra salud o monitorizar ciertos parámetros físicos mediante hardware o apps supuso un atractivo gancho inicial para el público general. Hoy, las cifras parecen indicar que el boom pasó y se duda de que a todos esos datos captados se les saque el partido adecuado en el ámbito de la salud. Pero en patologías crónicas donde la persona está (supuestamente) mucho más implicada, la tecnología ha supuesto un gran cambio que sí ha sido aprovechado.

Por ejemplo, en diabetes conocemos bien lo que supone disponer de más datos fruto de las últimas tecnologías de medición de glucosa. Porque los datos significan control al facilitar la toma de decisiones. Sin duda, creo que la tecnología nos motiva… siempre que con ella tengamos mayor sensación de control y veamos los beneficios que aporta. Por tanto, ayuda, control, seguridad, calidad de vida… implican motivación. Nadie más concienciado que el propio paciente para darse cuenta de que implicándose en su enfermedad puede mejorar su salud.

En patologías crónicas sujetas a un alto desgaste psicológico sabemos que cualquier ayuda que automatice en mayor o menor medida nuestros rutinarios procedimientos y terapias supone un salto cualitativo en calidad de vida y/o control de la enfermedad. Creo que es necesario que se empiece a testar y chequear más los efectos que tienen estas tecnologías no ya en el control de la enfermedad, sino en la motivación de los pacientes, su posible aumento de la adherencia y sobre todo en su calidad de vida, unas variables que a veces como pacientes nos da la sensación de que es muy poco medida o tenida en cuenta por nuestro Sistema de Salud.

 

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar