Jueves 07 abril 2016

Día Mundial de la Salud: 4 intersecciones para acelerar la innovación sanitaria

La colaboración entre profesionales y expertos sólo puede significar desarrollo e innovación. En el sector salud, por su complejidad y la repercusión en la vida de las personas, la cooperación es más necesaria si cabe y una estrategia, además, para acelerar el lanzamiento de soluciones que mejoren la asistencia. En el Día Mundial de la Salud, me gustaría abordar algunas claves sobre cómo concebimos en Philips el proceso de desarrollo e innovación en la tecnología del sector salud y las metodologías para acelerarla.

4 confluencias clave para innovar en salud

Cuando abordamos la innovación en salud, no solo hablamos de realizar mejores y más eficaces diagnósticos, sino también de novedosas estrategias que reducen los costes de los hospitales y aumentan su eficiencia a través de unos flujos de trabajo más rápidos y efectivos.

Para que esto suceda, la innovación y la tecnología han de desarrollarse de manera ágil.  En Philips creemos en la colaboración e identificamos cuatro confluencias o colaboraciones clave que permiten acelerar el proceso:

  • Tres áreas interconectadas en salud: medicina, ciencia e ingeniería.

    Las tecnologías digitales están proporcionando algunas de las soluciones tecnológicas más prometedoras en salud y ello hace necesaria una mayor confluencia, si cabe de disciplinas como la ciencia, la medicina y, la ingeniería de todo tipo, producto, informática, diseño… Por ejemplo, uno de las últimas innovaciones que resultan de esta colaboración son los sistemas de monitorización mediante sensores wearables. Diseños que son capaces de medir, de forma automática y continua, las frecuencias cardiaca y respiratoria, la temperatura de la piel, una derivación de ECG, y datos de la actividad y postura del paciente en situación de riesgo dentro del hospital pero fuera de la UCI.

  • Alianzas entre partners de diferentes ámbitos

    La cooperación entre organizaciones con profundos conocimientos en sus respectivos ámbitos se traduce en beneficiosas sinergias para el sistema de salud que resuelven necesidades clínicas específicas.

    Durante toda su historia, Philips ha llegado a acumular gran cantidad de conocimiento en cuanto a tecnología de imagen médica. Un conocimiento que comparte con instituciones clínicas, organizaciones de gestión de la salud y compañías farmacéuticas con el fin de desarrollar nuevos sistemas que sean capaces de combinar factores de riesgo, marcadores de imagen y biomarcadores de sangre. El objetivo es el de poder llegar a predecir de manera eficaz el riesgo de accidente cerebrovascular y ataque cardiaco.

    Y es que los acuerdos entre compañías de diferentes ámbitos generan nuevas y mejores soluciones efectivas en el control de la salud. Recientemente, Philips y Salesforce aunaron fuerzas y mucho trabajo para impulsar la transformación en la gestión de la atención al paciente y la colaboración mutua entre todos los agentes del sistema.

  • Confluencias público-privadas.

    Se trata de acuerdos necesarios para poder implantar y acelerar la adaptación y adopción de las nuevas tecnologías según las necesidades locales, infraestructuras y modelos de negocio.



    Las asociaciones con organizaciones no gubernamentales, agencias locales de salud y hospitales resultan fundamentales a la hora de llevar a cabo las mejoras necesarias e implementar la tecnología adecuada.
  • Prototipado rápido.
    Establecer una hipótesis inicial sobre la que trabajar para alcanzar mejores resultados clínicos puede ayudar, por ejemplo, a reducir el coste de atención sanitaria o acelerar la gestión de información sin comprometer los resultados. Así de manera ágil puede se puede empezar a experimentar y establecer mejorar sobre el primer producto y el paciente comienza a beneficiarse mucho antes.

    Los servicios de telemedicina parecen ser una de las vías más prometedoras en este ámbito, haciendo posible el cuidado responsable, la monitorización continua y evita la necesidad de traslado entre hospital y hogar.

La colaboración y la confluencia del esfuerzo profesional se plantea ahora como el camino más corto hacia la mejora del sistema sanitario; una mejora que repercute de manera directa en los protagonistas de la salud, los pacientes.

En el Día Mundial de la Salud, seamos ágiles, colaboremos y orientémonos al desarrollo rápido y los procesos de mejora continua para ser capaces de resolver los complejos retos del futuro sanitario.

Fuentes de referencia:

 

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar