Viernes 06 septiembre 2019

Tecnología avanzada para ultrasonidos de nueva generación

Desde que el ecógrafo se asentase definitivamente en las consultas de ginecología y obstetricia como método de control y monitorización del embarazo, este ha ido evolucionando hasta alcanzar un punto en el que la resolución de imagen es excepcional. Ahora, la combinación entre pantalla, transductores, software y procesamiento avanzado permiten unos servicios conectados para ofrecer el mejor y más temprano diagnóstico en las primeras etapas del embarazo.

Ultrasonidos de nueva generación

Según la experiencia del Dr. Juan Luis Alcázar, jefe de Ginecología y Obstetricia de la Clínica Universidad de Navarra, los últimos equipos de ecógrafos con imagen 2D en escala de gris pura  permiten una “resolución francamente elevada, con una alta capacidad de zoom para el detalle y la evaluación e estructuras relativamente pequeñas”. 

En el uso de la eco-doppler en su servicio, el Dr. Alcázar considera que tanto en “doppler potencia como en doppler color”, este adquiere una gran calidad de imagen. En este último, el mapa de color resultante alcanza una resolución “francamente buena” que permite observar y estudiar de manera única el flujo de sangre en venas y arterias, así como su cantidad, velocidad y consistencia.

Sin embargo, si algo destaca el Dr. Alcázar en el uso de los ecógrafos más novedosos, son las sondas de uso transabdominal y, concretamente, el transductor 3D volumétrico “con una resolución excelente en ecografías de 20 semanas” pero también “en el tercer trimestre”. También la inclusión del transductor lineal que permite “visualizar las estructuras con una claridad muy elevada” siendo este especialmente interesante en áreas de oncología ginecológica.

Además del alto nivel de detalle, los últimos equipos aumentan su capacidad de penetración en profundidad y hacen posible un diagnóstico temprano en embarazos de riesgo. Si a esto le añadimos el software 3D, los últimos ecógrafos cubren prácticamente todas las necesidades de diagnóstico necesarias en un centro hospitalario.

¿Qué ventajas genera aplicar ultrasonidos en otros servicios hospitalarios?

Además de las ventajas ya mencionadas, la inclusión de esta tecnología en otros servicios hospitalarios genera una serie de beneficios para el paciente y para el profesional clínico:

  • Nuevos materiales que aumentan el grado de penetración y ofrecen una resolución excelente.
  • Las nuevas pantallas ofrecen gamas de colores, rango dinámico de alto contraste y niveles de negro mejorados para una delineación sutil de valores de escala de grises.
  • Facilidad de uso gracias a su ergonomía, movilidad e interfaz intuitiva.
  • Capacidad para detectar el flujo sanguíneo lento y débil.
  • Optimización de imágenes automática de forma continuada.
  • Posibilidad de fusión de imagen con otras técnicas como TC, RM o PET.

El uso de este tipo de equipos, tanto en áreas diagnósticas como terapéuticas, ofrece al profesional y al paciente un nivel de seguridad óptimo. Y ya no solo en áreas de obstetricia y ginecología, el uso de ultrasonidos de última generación en otros servicios aumenta la confianza de las decisiones, la seguridad de los clínicos y la personalización de los tratamientos, además de mejorar la experiencia del paciente en el sistema sanitario en general.

Fuentes de referencia:

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar