Martes 25 octubre 2016

Transformación de los sistemas de salud: accesibilidad, sostenibilidad y economía circular

Alcanzar una vida saludable requiere del funcionamiento eficaz de los servicios de salud y de una plena accesibilidad a los mismos. Entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible planteados por Naciones Unidas para 2030, destaca precisamente la consecución de una sociedad sana y la concienciación por el consumo y la producción responsable.

Comprometidos con la gestión y la continuidad de los recursos, así como por el acceso universal a la sanidad, en Philips hemos comenzado a desarrollar nuevos modelos de negocio que buscan garantizar la salud de las personas y de nuestro planeta.

Las alianzas entre diferentes áreas profesionales, junto con la aplicación de la innovación tecnológica en dichos acuerdos, multiplica las posibilidades de acercar los servicios de salud básicos a los casi 400 millones de personas que aún no tienen acceso a los mismos. La iniciativa #MakingMarketsWork, a través de Devex, refleja la complejidad de la cadena de suministro médica y destaca la necesidad  del trabajo conjunto entre empresas privadas, instituciones públicas, administración y organizaciones sin ánimo de lucro con el objetivo de una sanidad universal.

En la misma línea, y con el fin de lograr el máximo grado de sostenibilidad, la evolución de los sistemas de salud se hace cada vez más necesaria. La transformación, que abarca desde el enfoque de atención hasta la gestión y el modelo de negocio actual, requiere de una integración de los principios de la economía circular al sector salud. 

Principios básicos en la aplicación de la economía circular

La economía circular sugiere una evolución y transformación desde un enfoque de economía lineal “coger, hacer, desechar”, a un planteamiento totalmente distinto de “hacer, usar, devolver”.  El concepto resulta sencillo en la teoría y complejo en su práctica debido a la necesidad de un compromiso global: se deja de vender el producto y comienza a sustituirse por un servicio entendido también como mantenimiento y reparación.

La Fundación Ellen MacArthur, una de las más potentes impulsoras de este nuevo concepto de sostenibilidad, plantea el nuevo modelo económico de “el uso sustituye al consumo” y establece además tres principios claves a partir de los cuales es posible la aplicación de este modelo de negocio a diferentes áreas:

  • Preservar y mejorar el capital natural controlado existencias finitas y equilibrando los flujos de recursos renovables.
  • Optimizar el uso de recursos rotando productos, componentes y materiales con la máxima utilidad en todo momento, tanto en los ciclos técnicos como en los biológicos.
  • Fomentar la eficacia del sistema revelando y eliminando externalidades negativas.

Empresas como Philips ya han comenzado a aplicar estos principios en sus modelos de negocio a través del diseño innovador de nuevas soluciones médicas, la eficacia en el mantenimiento de sus productos o la facilidad de reparación y sustitución de equipos gracias a soluciones modulares. 

Sin embargo, es fundamental recordar que la sanidad es un área especialmente compleja por su repercusión directa en la vida de las personas. Precisamente por su influencia en la sociedad, la sanidad necesita un cambio estructural de enfoque, pensamiento, comportamiento y método de trabajo.

Retos y desafíos hacia la sostenibilidad y la accesibilidad universal

Los productos médicos renovados son una clara representación de lo que supone aplicar un nuevo modelo de negocio que beneficia a proveedores, centros sanitarios, pacientes y al propio sistema. Mediante la reintegración de sistemas y equipos ya usados que han sido totalmente renovados, acondicionados, mejorados y testados con garantías, se pone en marcha un nuevo enfoque y circuito económico que hace gala de la eficiencia de los recursos disponibles.

El mantenimiento y la adecuación de los equipos actuales, junto con la progresiva implantación de mejoras tecnológicas en una continua evolución, alargan el ciclo de vida de los equipos médicos, aumentan la calidad asistencial de la atención sanitaria y promueven e impulsan la sostenibilidad en el ámbito sanitario.

Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer y la sanidad del futuro requerirá de soluciones accesibles a todo el mundo. Detectar los principales retos y desafíos, además de explorar las mejores estrategias tecnológicas para lograr el uso responsable de los recursos y el acceso a los servicios de salud básicos requiere de un compromiso global.

Asistimos y colaboramos en un proceso de transformación sanitaria con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas y, una vez más, la innovación tecnológica y el diseño juegan un papel protagonista como herramienta facilitadora hacia la salud del futuro.

Fuentes de referencia:

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar