Martes 09 julio 2019

UCI inteligente: el nuevo paradigma de los cuidados intensivos

En el sistema sanitario actual la necesidad de contar con sistemas conectados crece cada día que pasa. En un hospital o un centro sanitario pueden pasar cientos de pacientes cada día y, con él, gran cantidad de informes, pruebas y resultados. Ahora, gracias a las soluciones inalámbricas y conectadas en red, los profesionales sanitarios pueden gestionar y hacer seguimiento de las necesidades de los pacientes en tiempo real ya sea desde el punto de cuidados a otra unidad, otra planta o un servicio diferente dentro del centro.

En áreas de cuidados intensivos, esto adquiere una mayor relevancia dada su necesidad de control y monitorización. Con el objetivo de abordar e impulsar el desarrollo de la UCI conectada del futuro, Palma de Mallorca acogía a principios de mes una edición más del Congreso Nacional de SEMICYUC (Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias). Y durante el mismo, el doctor Ricard Ferrer, jefe de servicio de Medicina Intensiva del Hospital Vall d’Hebron; y el doctor Josep M. Nicolás, director de la UCI Médica del Hospital Clínic i Provincial de Barcelona, ahondaron en los detalles necesarios para alcanzar la UCI del futuro, basados fundamentalmente en conectar personas, tecnología y datos.

La UCI del futuro: inteligente y conectada

Las unidades de cuidados intensivos evolucionan para ser cada vez más precisas e innovadoras, y de esta manera, ofrecer tratamientos específicos y personalizados para cada paciente. En este sentido, el Hospital Vall D’Hebron ha evolucionado hasta convertirse en una referencia en cuidados intensivos inteligentes. Junto con Philips, ha desarrolladoel servicio que convierte al centro sanitario catalán en una UCI inteligente

Como ha explicado el jefe de servicio de Medicina Intensiva del hospital, “todos los dispositivos tienen conectividad a los sistemas de información, a la monitorización de cabecera, para poder llevar las alarmas cerca del profesional, y a un servidor de Big Data”. Este servidor alimenta el Smart Display que informa de la situación clínica de todos los pacientes de la unidad.

La UCI inteligente del Vall d’Hebron, está equipada con la tecnología más avanzada de monitorización y diagnóstico centralizando en el Smart Display todos los datos generados. Desde la implantación del programa, pionero en España en una unidad de cuidados intensivos, se ha incrementado la seguridad del paciente y ha facilitado el flujo de trabajo entre los profesionales.

Big data aplicado al sistema sanitario

En este sentido, el Big Data es una fuente de conocimiento que permite analizar aspectos de diagnóstico y tratamiento del paciente crítico “que con observaciones diarias es imposible saber”, ha señalado el doctor Ricard Ferrer.

“Esto nos lleva a la medicina de precisión o la capacidad de dar tratamientos muy precisos para pacientes y enfermedades muy concretas. Ya no sirve el mismo tratamiento y la misma dosis para todos, en la época actual debemos ser muy específicos en el tratamiento de cada patología”, ha apuntado el jefe de servicio de Medicina Intensiva del Hospital Vall d’Hebron.

Junto con esto, ha explicado el doctor Josep M. Nicolás “la UCI inteligente requerirá de una conectividad e interoperabilidad completa, no sólo de los dispositivos médicos sino también del entorno del paciente, con la recogida y análisis de datos en tiempo real, lo que nos permitirá avanzar hacia una medicina más predictiva.”

También se ha destacado la importancia del entorno que rodea al paciente y la influencia que tiene en su recuperación. Por ello, la tendencia actual es recurrir a soluciones tecnológicas que ayuden a mejorar la experiencia del paciente como por ejemplo, la monitorización remota y la centralización de las alarmas en el área del control clínico. “Las UCI’s del futuro deberían ser capaces de limitar el número de alarmas mediante el filtrado de aquellas que son innecesarias y llevarlas al punto donde el profesional se encuentra, idealmente alejado del paciente para no generarle molestia. También, esto evitaría la fatiga de alarmas en el profesional”, ha reconocido el doctor Ferrer.

Este es, en conclusión, el reto se lanza al sector tecnológico sanitario, trabajar para desarrollar sistemas que sean capaces de comunicarse entre sí para que juntos convirtamos los datos en valor y rompamos los silos en la atención sanitaria.

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar