Martes 19 abril 2016

Joaquín Martínez: “Las APPs están haciendo que seamos más protagonistas de nuestra salud”

Las aplicaciones móviles han irrumpido en el mundo de la salud y del bienestar. Hace unos meses, en creador de la aplicación Primeros auxilios fáciles, Joaquín Martínez, nos hablaba sobre la importancia de hacer una adecuada diferenciación entre las aplicaciones orientadas a la salud y aquellas más informativas y orientadas al bienestar. Hoy, volvemos a hablar con él, en una entrevista en la que nos explica cómo se ha avanzado y se sigue innovando en el área de salud móvil desde diferentes puntos de vista como el normativo, el tecnológico, o la evolución de los propios usuarios.

En Agosto de 2015, en una entrevista en Comparte Innovación, compartiste con nosotros tu experiencia como pionero en el uso de las TIC y las aplicaciones móviles en la difusión de técnicas y conocimientos sobre primeros auxilios. Pasado este tiempo, ¿Cómo ves la situación actual del sector de las Apps dedicadas al sector de la salud? 

Joaquín Martínez: En 2014 decíamos que “las apps de salud han llegado para quedarse”. Las cifras así lo demuestran hay 160.000 apps de salud y 500 millones de usuarios en el mundo en este momento.

A pesar de estos datos, en el Mobile World Congress celebrado recientemente en Barcelona surgieron comentarios sobre que las apps, tal y como las conocemos, tienen los días contados. Sinceramente creo que no.

Lo que sí es cierto es que los escenarios donde operan están cambiando, ya que tenemos a la vuelta de la esquina una segunda generación de apps en wearables y en el internet de las cosas que aportarán un valor diferencial al usuario. De hecho Servicios Públicos de Salud de Comunidades Autónomas están apostando por apps informativas para el usuario. Por eso tenemos que distinguir dos tipos de apps en salud, las informativas y las que gestionan datos de salud.

2016 promete ser el año del Big Data. ¿Cuáles podrían ser sus aportaciones más inmediatas?

Joaquín Martínez: Igual que decíamos en 2014 de las apps de salud, en 2016 ocurre lo mismo con el Big Data, también “ha llegado para quedarse” aunque quizá no de una manera tan rápida como la apps. Es una de las tendencias tecnológicas importantes no solo en salud si no en muchas otras actividades.

Big Data va a ser el principal responsable de la transformación digital de los negocios.

España ya ha comenzado su andadura. Un 10% de organizaciones relacionadas con salud tienen integrado en su gestión empresarial el Big Data y algunas Comunidades Autónomas están en ello.

Gestionar la gran cantidad de datos estructurados y no estructurados (provenientes de wearables, telemedicina, sensores, redes sociales…) proporcionará información muy valiosa para crear herramientas de soporte con las que los profesionales podrán tomar mejores decisiones facilitando la práctica clínica, la efectividad de la atención al paciente, optimizar la atención primaria y hospitalaria, la universalidad de la historia clínica para que esté dispuesta en cualquier parte del territorio nacional (en este momento sólo se puede compartir dentro del sistema sanitario público autonómico), diseño de medicamentos más efectivos, mejorará el gasto sanitario (según Gartner, empresa consultora especializada en Informática) en USA se estima un ahorro de 300.000 millones de dólares anuales derivados de la aplicación del Big Data.

Hace un año, investigadores de la Universidad de Valladolid alertaban de los peligros de descuidar la privacidad de los datos de los usuarios en el uso de aplicaciones móviles. Cómo autor de una App dedicada a la salud, ¿cómo crees que podría afrontarse este tema?

Joaquín Martínez: La seguridad en internet es un tema complejo, No sé si alguien en estos momentos puede garantizarla al 100% una vez que nos hemos conectado a la red, pero sí que los desarrolladores tienen que poner las medidas técnicas de protección más adecuadas para garantizar la privacidad y que además estas medidas técnicas estén acreditadas o avaladas por algún organismo autorizado conforme a la legislación.

En el ámbito sanitario, ¿cree que las Apps que actualmente existen en el mercado aseguran un tratamiento fiable de los datos clínicos y médicos de sus usuarios?

Joaquín Martínez: En España la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía a través del proyecto Estrategia de Calidad y Seguridad en Aplicaciones Móviles otorga el Distintivo AppSaludable basado en 31 recomendaciones que se estructuran en cuatro bloques, siendo uno de ellos Confidencialidad y Privacidad. Estas recomendaciones están publicadas en la Guía de recomendaciones para el diseño, uso y evaluación de apps de salud.

Aproximadamente existen alrededor de 160.000 apps de salud a disposición de los usuarios en las “tiendas”. En España, acreditadas con el distintivo de AppSaludable, quince y veintisiete en proceso. Estoy seguro que un porcentaje alto de estas apps no pasaría este proceso.

Es un proceso gratuito que cualquier desarrollador de cualquier país puede solicitar.

En Inglaterra es la NHS Health App Library, organismo que realiza una valoración sobre la seguridad clínica y su conformidad con la Ley de Protección de Datos de las apps.

También es vedad que la gran mayoría de estas apps son informativas y no tratan datos, lo que no quiere decir que su contenido sea fiable. Debería hacerse una clasificación de las apps que son útiles y de las que no lo son.

La Unión Europea considera que las leyes de protección de datos de la Unión Europea se han quedado obsoletas en materia de Big Data  ¿Cómo podemos regular las apps que hacen uso de datos sanitarios?

Joaquín Martínez: Efectivamente, el marco regulatorio actual, la directiva 95/46 de la Unión Europea y Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), ya contemplan las obligaciones aplicables, pero parece que no son suficientes. Este año se va a publicar el nuevo reglamento general europeo que debe generar un marco más fuerte y fiable que la presente directiva. Sobre todo por las fuertes sanciones que conllevará el incumplimiento.

¿Cuáles son los posibles peligros de la desprotección de los datos de usuarios de aplicaciones móviles?

Joaquín Martínez: El uso inadecuado que se pueda hacer de ellos. Los profesionales sanitarios antes de aconsejar una app de salud a un paciente debemos estar seguros que es la adecuada y además concienciarles de que los datos clínicos que se entregan pueden ser compartidos con terceros, que deben extremar la precaución con los que se comparten, que conozcan si están concediendo permisos para hacerlo y que lean las políticas de privacidad de las apps.

¿Cómo podría asegurarse el futuro de la investigación y el desarrollo de nuevas aplicaciones basadas en los datos recogidos por Apps móviles sin poner en peligro la privacidad de sus usuarios?

Joaquín Martínez: La innovación, la investigación y el desarrollo en salud deben ir unidos indiscutiblemente a la fiabilidad de los contenidos y a la seguridad y privacidad de los datos personales.

Esperemos que el nuevo reglamento general europeo que se publicará próximamente y que entrará en vigor en 2018 garantice esta seguridad.

Insisto también en la concienciación del usuario.

Está claro que los beneficios de este tipo de Apps son muy interesante para el sector de la salud. ¿cómo cree que afectan estos avances tecnológicos al flujo de trabajo y al sistema sanitario?

Joaquín Martínez: Estoy convencido que de manera muy positiva.  Para el usuario están haciendo que seamos más protagonistas de nuestra salud.

En cuanto a flujo de trabajo, a los profesionales sanitarios poder disponer de herramientas fuera del entorno de trabajo, poder comunicarse con otros sanitarios o con los pacientes de manera inmediata, tener acceso rápido a informaciones concretas que puedan determinar la toma de decisiones en un momento dado, etc.

Sobre el sistema sanitario ya he comentado al principio, el Big Data va a ser determinante en salud y en general las TIC están trasformando el modelo de prestación de servicios enfocado a un modelo de resultados en salud.

Proyectos públicos y privados como la Historia Clínica Digital del Sistema Nacional de Salud (HCDSNS). Participación en proyectos europeos de e-Health (CASA, PALANTE, REWIRE). Manual de Salud Electrónica para directivos de servicios y sistemas de salud. Cátedra de TIC i Salut, Foro conTIC, InnovaSIS y muchos más que se podrían citar, están haciendo mejor y más sostenible el sistema sanitario.

Todo esto pasa por una mayor dotación de medios económicos y humanos. 

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar