Jueves 19 enero 2017

La innovación en salud llega de la mano de la colaboración

La innovación en salud, como en el resto de sectores, siempre ha seguido un modelo vertical que iba desde las empresas hasta el público final: pacientes y profesionales sanitarios. La tecnología era demasiado inaccesible para desarrollarla. Ese modelo perdió su validez con su abaratamiento, pero sobre todo con la llegada de la economía colaborativa. En ella el negocio no reside en vender muy caro al mayor número de clientes sino en aprovechar el intercambio de servicios y la colaboración para lograr otro tipo de réditos, como visibilidad, conocimiento o servicios añadidos.

Uno de los mejores ejemplos es el de Joel Gibbard, un joven británico licenciado en Robótica que creó Dextrus, una mano robótica cuyas piezas están impresas en 3D y cuyos planos e instrucciones son libres y abiertos. El nombre no podía estar mejor elegido: The Open Hand Project que se nutre de los conocimientos de toda la comunidad. Todos sus desarrollos están disponibles en Internet para que el que puedan ser utilizados o implementados. El resultado es que Dextrus puede fabricarse por menos de mil dólares frente a las decenas de miles que cuestan las prótesis disponibles en el mercado.

Una ventaja de la economía colaborativa en salud es que muchas necesidades no cubiertas pueden llevarse a cabo sin apenas coste. Ahora ya es posible crear una aplicación con la misma facilidad con la que se crea una web, sin conocimientos técnicos, gracias a programas gratuitos y la ayuda de miles de usuarios que aportan sus conocimientos de manera desinteresada… o no, ya que ellos también reciben información de utilidad. Pero no sólo apps, ya se puede hacer un test de ADN o un examen de fondo de ojo con unos gadgets acoplados al móvil que puede comprar (o imprimir) cualquier profesional sanitario a bajo coste y que hasta ahora solo estaban al alcance de grandes hospitales. Lo mismo ocurre con las posibilidades que ofrecen relojes y textiles inteligentes, que nos controlan el ritmo cardíaco, la respiración, la presión arterial y la glucosa, entre otros parámetros.

Otra de las ventajas de la economía colaborativa en la tecnología sanitaria es que facilita su mejora constante gracias a la aportación de todas las partes implicadas. Este espíritu colaborativo es el que impulsa el Hackathon de Salud, organizado por COM Salud y la Asociación de Investigadores en eSalud (AIES), que tiene como objetivo poner a colaborar a profesionales sanitarios y pacientes con programadores y diseñadores en la creación de programas destinados a la mejora de la salud.  En la primera edición obtuvo el premio general un proyecto de aplicación para portadores de VIH mayores de 50 años ideado por dos médicos del Hospital Ramón y Cajal. Otro de los premios, para los proyectos destinados a profesionales sanitarios, fue para Shelper, un sistema de atención y acogida en emergencias para el móvil, desarrollado por un equipo multidisciplinar del mismo hospital junto con programadores del Instituto de Ingeniería del Conocimiento. Son sólo dos muestras de las 33 ideas innovadoras que se presentaron, y que de haber sido desarrolladas en solitario por profesionales sanitarios, pacientes o desarrolladores, no habrían tenido la naturaleza disruptiva que lograron.

En el hackathon participaron pacientes que quisieron comprobar, con la ayuda de un programador, si su idea podía plasmarse en una app y startups de salud que querían contar el apoyo científico de profesionales sanitarios. Además de enriquecerse con las aportaciones comunes, contaron con la colaboración de expertos en ciberseguridad, accesibilidad, gamificación, legislación en tecnologías sanitarias, desarrollo de negocio y comunicación.

Para el II Hackathon de Salud, previsto para el 9 y 10 de junio, queremos contar con la participación de todos los actores relacionados con la salud y, gracias a un programa de mentorización abierto, tratar de que las mejores ideas consigan hacerse realidad.

 

Philips respeta su privacidad. Utilizamos las cookies para varios propósitos, tales como asegurar la funcionalidad del sitio web, mejorar la experiencia del usuario, garantizar la integración de las redes sociales y mostrar publicidad (selectiva).

Al continuar con su visita a nuestro sitio web, da su consentimiento a nuestro uso de las cookies. Sin embargo, puede cambiar la configuración de las cookies en cualquier momento.

Más información.

Aceptar